Brasileño Bndes reduce en 35% desembolsos en A. Latina en 2012 hasta unos US$1.070M

Brasil

Pero la superintendente de comercio exterior del BNDES, Luciene Machado, dijo que la caída fue coyuntural y el crédito debería estabilizarse este año con nuevos proyectos brasileños en Colombia, Costa Rica, Ecuador y Perú.

El BNDES destinó en el 2011 un récord de US$1.641 millones a financiar las obras de empresas brasileñas en América Latina, un 27% más que el año anterior.

  • Mié, 01/23/2013 - 12:39

Sao Paulo. El estatal Banco Nacional de Desarrollo (BNDES) brasileño redujo en un 35% el chorro de financiamiento de obras en América Latina en el 2012 hasta unos US$1.070 millones, interrumpiendo una década de expansión del crédito a medida que las constructoras moderaron su agresivo ritmo de crecimiento.

Pero la superintendente de comercio exterior del BNDES, Luciene Machado, dijo que la caída fue coyuntural y el crédito debería estabilizarse este año con nuevos proyectos brasileños en Colombia, Costa Rica, Ecuador y Perú.

"No creemos que en el 2013 los desembolsos van a duplicarse o triplicarse como ocurrió en el pasado, porque hoy tenemos una base (de crédito) bastante grande", dijo en una entrevista esta semana.

"Como mínimo vamos a repetir el nivel del año pasado en América Latina, aunque dependiendo de algunos proyectos, cuya capacidad de ser estructurados este año todavía está en duda, podríamos llegar fácilmente a la cifra del 2011", añadió.

El BNDES destinó en el 2011 un récord de US$1.641 millones a financiar las obras de empresas brasileñas en América Latina, un 27% más que el año anterior.

Sus créditos blandos permitieron a constructoras brasileñas como Odebrecht , OAS o Camargo Corrêa arrasar durante la última década con concesiones de obras públicas a lo largo y ancho de América Latina.

El BNDES batió un récord de desembolsos de 156.000 millones de reales (US$76.343 millones) en el 2012, según cifras divulgadas el martes.

El banco juega un papel crucial en los esfuerzos de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, por revivir una economía que habría crecido apenas un 1% el año pasado.

El financiamiento de obras de las constructoras brasileñas en América Latina es apenas una fracción de los 52.900 millones de reales (US$25.888 millones) que el BNDES destinó a proyectos de infraestructura en el 2012.

Pero su apoyo es crucial para la calificación del crédito de las constructoras, una industria con fuertes demandas cíclicas de capital.

Analistas dicen que la caída de unos US$600 millones en los desembolsos del BNDES para América Latina en el 2012 no refleja problemas de liquidez a la hora de financiar obras en la región.

Cartera más diversificada. El BNDES está ampliando el foco de sus créditos para obras de infraestructura.

"Los mercados están siendo diversificados por iniciativa de las empresas brasileñas", dijo Machado.

Pese a que Argentina continúa siendo el principal destino, los desembolsos para ese país cayeron un 69,5% hasta US$245 millones en el 2012.

Pero el flujo de crédito podría repuntar si consorcios en los que participan Odebrecht u OAS ganan contratos para la construcción de dos hidroeléctricas en la provincia patagónica argentina de Santa Cruz, valoradas en unos US$4.900 millones.

Venezuela se mantiene como el segundo destino a pesar de una caída de 62,4% a US$147 millones, según cifras del BNDES.

El banco brasileño espera un aumento substancial de los desembolsos para obras en Colombia, Costa Rica y Perú.

En Colombia, el banco financiaría en el 2013 la participación de la constructora brasileña Camargo Corrêa en la hidroeléctrica Ituango de 2.400 megavatios (MW) y en Perú la intervención de Odebrecht en la hidroeléctrica de Chaglla de 360 MW, dijo Machado.

El BNDES financiará además la participación de OAS en dos obras en Costa Rica, una carretera de peaje entre San José y San Ramón y la hidroeléctrica Balsa Inferior de 35 MW.

Los nuevos proyectos suelen impactar el volumen de créditos del BNDES, pues el banco desembolsa de 20% a 30% del costo total al comienzo de las obras.

Machado dijo que la cancelación en el 2012 de un contrato de US$415 millones de OAS para la construcción de una carretera en Bolivia no aumentó la percepción de riesgo político para las inversiones brasileñas en la región.

De hecho el BNDES está regresando en el 2013 a Ecuador, que no recibía financiamiento desde una disputa con Odebrecht en el 2008 y donde el banco financiará la construcción de una hidroeléctrica de 60 MW en Manduriacu.

"Ecuador, que siempre fue nuestro tercer mercado, debe recuperar esa posición", dijo la superintendente de comercio exterior del banco.

autor

Reuters

Comentarios