Atenas. El Banco Europeo de Inversiones (BEI) proveerá 1.440 millones de euros (US$1.750 millones) en créditos a las firmas griegas en problemas a fin de estimular a la vapuleada economía del país, anunció este sábado el ministerio de Finanzas de Grecia.

Puesto que los bancos griegos dependen del Banco Central Europeo (BCE) para sobrevivir y se niegan a financiar a las pequeñas y medianas compañías, Atenas y la Unión Europea han estado presionando al BEI, el brazo de inversiones a largo plazo de la UE, para que cubra la brecha.

Pero el BEI había estado renuente por meses, preocupado por quedar demasiado expuesto a Grecia, que aún no ha escapado del riesgo de caer en una cesación de pagos caótica que podría forzarla a abandonar la zona euro.

La financiación del BEI a proyectos griegos se había reducido a apenas 10 millones de euros este año, dijo a periodistas el ministro de Finanzas Yannis Stournaras tras reunirse con el jefe del banco europeo Werner Hoyer.

"El BEI reactivará su compromiso con Grecia lo más pronto posible", dijo Stournaras. "Parece que también puede haber buenas noticias para el país", sostuvo el ministro de Desarrollo griego, Costis Hatzidakis, que también estuvo presente en la reunión.

Atenas está buscando desesperadamente formas de apuntalar a su golpeada economía, que está sufriendo su quinto año de recesión. Las medidas de austeridad asociadas a dos rescates del FMI y de la UE en los últimos dos años sumergieron a la economía en su mayor y más prolongada crisis desde la Segunda Guerra Mundial.

El Producto Interno Bruto (PIB) se hundió en un récord de la postguerra de 6,9%, y la inversión retrocedió en cerca de 20%. Se espera que la economía se contraiga en un quinto en el periodo 2008 a 2012.

El BEI desembolsará los préstamos durante los próximos tres años para pequeñas y medianas empresas usando a bancos griegos como intermediarios. También ayudará a Grecia a seguir adelante con la construcción de vías, inversión extranjera y proyectos de privatización, dijo Hatzidakis, sin dar más detalles.

El BEI obtiene condiciones excelentes cuando acude a los mercados de capitales para recaudar fondos gracias a su calificación "triple A". En los últimos años, ha provisto más de 700.000 millones de euros en financiamiento para una serie de grandes compañías de energía griegas.

Como una forma de ayudar a impulsar el crecimiento griego, la Unión Europea ya incrementó su contribución a ciertos proyectos co-financiados.

Grecia cuenta con un total de 20.000 millones de euros en llamados fondos estructurales de la UE para el periodo 2007-2013. Pero sólo ha usado 8.000 millones de euros hasta ahora, en parte por la burocracia y porque no ha podido ofrecer garantías suficientes al bloque para ciertos proyectos.