2014: el año en que Bolivia llevará a Chile a la Corte de La Haya

Bolivia, Chile

Bolivia plantea que la CIJ obligue a Chile a negociar una salida soberana al mar en función de los ofrecimientos que hizo a lo largo de la historia para resolver el diferendo.

Bolivia perdió 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio a manos de Chile a fines del siglo XIX.

  • Dom, 12/15/2013 - 12:13

La Paz, Xinhua. En un hecho considerado histórico en Bolivia, el gobierno del presidente Evo Morales, con apoyo de ex mandatarios, ex cancilleres, partidos de oposición y movimientos sociales decidió este año llevar a Chile a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para demandar un acceso soberano al mar.

El gobierno trabaja en la preparación de la memoria que debe ser presentada el 17 de abril de 2014, sobre la solicitud histórica. Bolivia perdió su salida al mar en 1879 en una contienda bélica con el vecino país.

Bolivia plantea que la CIJ obligue a Chile a negociar una salida soberana al mar en función de los ofrecimientos que hizo a lo largo de la historia para resolver el diferendo.

El gobierno de Sebastián Pinera afirmó en reiteradas ocasiones que no hay sustento legal en la demanda boliviana porque el Tratado de 1904 estableció los límites de ambas naciones.

El mandatario Morales expresó su confianza en la CIJ de La Haya para que resuelva el daño "histórico causado por la invasión chilena" a Bolivia en febrero de 1879 que le costó su enclaustramiento marítimo.

Según Morales, la conclusión a la que se llegó en el gobierno, después de cerca de ocho años de gestión gubernamental, es que el presidente Sebastián Piñera y sus ministros, tenían la intención de dilatar el tema y no solucionarlo.

Lamentó que las autoridades chilenas hayan convocado a reuniones "reservadas" sin una propuesta a la demanda marítima boliviana, que está contemplada en la agenda de los 13 puntos establecida entre los gobierno de Morales y de la entonces presidenta Michelle Bachelet.

Sobre esta posición el canciller David Choquehuanca, en declaraciones a Xinhua, dijo que se evidenció en las reuniones la "dilación" porque "nunca hicieron llegar una propuesta oficial sobre el mar y por tanto era pérdida de tiempo".

Tras una serie de análisis y conclusiones, es que Bolivia decidió no esperar otros 134 años para resolver el enclaustramiento marítimo, que a decir de Choquehuanca, se produjo por la invasión chilena el 14 de febrero de 1879.

Este panorama obligó a la administración boliviana acudir a La Haya acompañado de los mejores juristas bolivianos, liderados por el ex presidente (2005) Eduardo Rodríguez Veltzé, para encarar la demanda contra Chile.

Morales cuestionó a algunos historiadores que aseguran que hubo una guerra entre Chile y Bolivia, pues dijo que para su gobierno fue una invasión chilena el 14 de febrero y la primera resistencia ha sido recién el 23 de marzo, es decir después de más de un mes de invasión.

Bolivia perdió 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio a manos de Chile a fines del siglo XIX.

Memoria. El gobierno consideró como "crucial", la presentación de la memoria que debe sustentar su demanda contra Chile y debe ser presentada a CIJ el 17 de abril de 2014, lo que definirá el futuro de este proceso, a decir del ex canciller boliviano, Armando Loaiza, en contacto con Xinhua.

En cambio, Chile tiene plazo hasta febrero de 2015 para que presente su contramemoria en el caso. Ambos países, a través de sus agentes, el boliviano Rodríguez y el chileno Felipe Bulnes, perfilaron el cronograma en una reunión del 12 de junio de este año en la CIJ.

Para el ex canciller Loaiza, la unidad en Bolivia respecto a la decisión gubernamental de acudir a tribunales internacionales es "importante" en busca de una solución a este diferendo, pero fundamentalmente de rodearse de expertos de alto nivel nacionales y extranjeros.

En tanto, que el vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, confesó que su gobierno cuenta con las bases de la demanda, compilada en una memoria, y el plazo establecido está sirviendo para revisar y ajustar la memoria.

El gobierno boliviano anunció que la memoria a presentarse en La Haya expondrá el carácter histórico, legal y moral del derecho marítimo boliviano. 

"Para la elaboración del memorial se cuenta con un equipo extenso, tanto de juristas, historiadores e investigadores que han venido acumulando material", según el canciller Choquehuanca.

Alternativa diplomática. El gobierno de Morales le recordó en varias oportunidades a su similar de Chile que por la vía diplomática también se puede resolver el diferendo marítimo que enfrentan ambos países, pese a existir una demanda en la CIJ.

"Es muy importante destacar que hoy estamos en un espacio jurisdiccional que es la Corte Internacional de Justicia. Este espacio no excluye que a través de la actividad diplomática las autoridades competentes puedan tener aproximaciones o eventualmente encontrar un nuevo rumbo en este diferendo", dijo Rodríguez Veltzé.

La estrategia clave, con un eventual fallo de La Haya a favor de la demanda boliviana o sin juicio en La Haya, para conducir la apertura marítima a Bolivia es por "excelencia la negociación diplomática", concluyó en su análisis el ex canciller Loaiza.

Justifica esta tesis en la medida en que Bolivia exige a la CIJ falle a su favor para que obligue a Chile a negociar una solución pacífica y negociada a la exigencia marítima boliviana.

Pero al mismo tiempo advierte que una decisión de La Haya en contra del país puede ser "muy delicado" y postergar la negociación bilateral por décadas como sucedió con el fallo de la Sociedad de Naciones en 1921 que rechazó considerar la revisión del Tratado de Paz y Amistad de 1904, resultado que postergó Chile el tratamiento de este tema por 30 años.

En consecuencia dijo que, con o sin demanda, el camino de la solución pacífica es la negociación diplomática, con Chile e incluso con Perú porque la alternativa que más se habla como viable es el norte de Arica, ya que los chilenos han ratificado su política de Estado de no partir su continuidad territorial, además que los peruanos han ofrecido al país, en el denominado "charañazo", una salida por esa región.

Lo cierto es que para Bolivia, tras la histórica demanda a Chile ante la CIJ de La Haya, el 2014 es considerado "clave" porque deberá presentar la memoria que justifique su posición y espera que el nuevo gobierno chileno tenga mejor apertura para aspirar a una nueva etapa de diálogo que le permita hablar de su exigencia marítima.

autor

Xinhua

Comentarios