-Su tránsito formativo ha viajado desde la historia y la filosofía, a un doctorado en Economía.

-Bueno ese es un tránsito que demuestra que nuestro sistema de educación superior no está bien diseñado. La gente busca enriquecerse más allá del título que le entregaron. Yo me especialicé en historia económica, y me di cuenta que necesitaba saber más de economía, por eso llegue a la facultad de la Universidad de Chile.

¿Por qué un estudiante de ingeniería no puede también estudiar música? ¿O al revés? Uno va buscando un camino, pero nosotros limitamos al estudiante diciéndole que lo que estudió es lo que debe hacer por el resto de su vida... eso ya no es cierto.

"El Frente Amplio trae una señal distinta, refrescante. Beatriz Sánchez va seguir avanzado, pero debe ir centrando su discurso, ya que la gente al final del día no cree en soluciones tan facilistas. Por lo tanto, no es bueno para ella caer en el marco de realizar promesas insostenibles".

-¿Se están formando ciudadanos o consumidores en Chile?

-Estamos formando consumidores. No nos hemos realizado la pregunta: ¿qué queremos formar? Tenemos claros cuáles son los derechos del consumidor, pero hemos hecho poco en torno a formar ciudadanos.

-¿En qué momento se pensó que había similitudes entre ser ciudadano y consumidor?

-Se mezclaron, por supuesto, en la época de la dictadura militar, no cabe ninguna duda. Pero después hemos sido incapaces de recuperar lo que necesitamos para Chile: ciudadanos críticos, pensantes. Nuestro sistema educacional no forma sujetos críticos, sino personas que se disciplinan, en el mal entendido de lo que significa dicha palabra.

-¿Y así fue como termínanos con el CAE (Crédito con Aval del Estado emitido por la banca chilena para estudiantes de pre grado)?

-Yo siento que no. Otra cosa distinta es que las reglas estén mal puestas. Yo fui de los que sostuve que el CAE, administrado por la instituciones bancarias, era una mala idea y siempre creí que tenía que ser administrado por el BancoEstado.

-Los préstamos han sido usureros por parte de la banca.

-Yo encuentro muy razonable que una persona que no tiene y necesita que se le preste recursos… pero esos contratos deben ser ofrecidos con un criterio de rentabilidad social y no privada. Yo no terminaría el CAE.

-¿Gratuidad o becas para la educación superior?

-Becas. Focalizadas en estudiantes más pobres y con mirada de país. Por ejemplo, la formación de profesores o médicos. En países desarrollados las profesiones que están dentro de esos objetivos país están completamente subvencionadas por el Estado.

Financiamiento vs regulación

-Como economía, Chile tiene ¿una dependencia maligna con el cobre?

-Desde luego, piensa en lo que le pasó al salitre. Fue tanta la locura colectiva que eliminamos impuestos para depender de la venta de salitre y después se fue al piso, el país quedó cruzado de brazos. Con el cobre nos ha pasado lo mismo. En el momento del boom no fuimos capaces de generar industrias. Piensa tú que si China se resfría, nosotros tenemos inmediatamente una neumonitis.

-¿Cuál será el próximo “sueldo de Chile”?

-El litio, sobre el cual no tenemos idea, no tenemos proyectos... hicimos algo equivocado al entregarle la explotación a Codelco. Este país tiene las reservas de litio más grandes en el mundo, por eso, es un error exportarlo en barcos, sino más bien deberíamos producir baterías de litio y desde ahí con socios estratégicos construir una industria nacional que debiera ser la más importante dentro de los próximos 50 años.

-¿La reforma tributaria es la culpable del estancamiento de la economía del país?

-Yo creo que sí, sobre todo porque la reforma fue muy mal hecha. Además se dijo después haremos una reforma tributaria para financiar el cambio en educación, y eso no ocurrió. Yo siempre estuve por una reforma tributaria, pero una que tuviera objetivos claros. Sin vacilar compré el argumento de que era en pos de la educación pública, y así el Instituto Nacional no estaría pasando por la situación que atraviesa hoy. Si se empuja la educación estatal,  levantamos todo el sistema del país.

Si uno lee la encuesta Cadem (empresa de investigación de mercado y opinión pública en Chile), el apoyo tanto a la reforma tributaria como a la educacional es bastante bajo. Todo esto en gran medida porque la población no ha sido bien informada y porque la reforma no fue bien diseñada.

¿No + AFP?

-Yo no veo la alternativa. Si me dicen que vamos a un sistema de reparto, te digo que eso no va a funcionar. Si me dicen busquemos una alternativa intermedia en que tengamos AFP (Administradora de Fondos de Pensiones) y un pilar solidario, yo estaría por esa opción; regulando mucho mejor a estas administradoras de lo que se ha hecho hasta ahora.

Hay un tema de comisiones y de costos que está pobremente regulado. Un sistema de reparto no es viable, porque hoy en día los viejos somos muchos más que los jóvenes, por lo tanto, dichos jóvenes van a aportar a una sistema de repartición y obviamente no va a alcanzar para muchos, como ha pasado con los sistemas de reparto en Europa que están francamente en bancarrota.

Política al debe

-Si la actual carrera presidencial en Chile fuera como estar viendo un partido de fútbol en el estadio, ¿qué haría usted en la galería?

-Estaría pifiando o me habría ido del recinto… creo que no hay debate y uno escucha muchas tonterías, como el tren de Arica a la Patagonia o el que dijo que iba reducir los salarios de los ministros para aumentar las pensiones. Es un show bastante impresentable para el país.

-¿Es incompatible que un presidente de la República pueda tener un patrimonio de más de US$600 millones?

-No me parece una incompatibilidad. Chile ha tenido presidentes que han sido hombres de fortuna. Lo importante es tener una clara línea divisoria y eso tiene que ver con la formación ética de las personas y obviamente con las reglas. Como tampoco me parece malo que hubiera un presidente pobre que pertenezca al 30% más vulnerable del país.

-¿Qué le parece el Frente Amplio?

-Yo veo muy refrescante esto del Frente Amplio. He sido muy crítico de la Nueva Mayoría, ya que causó una frustración muy grande en la sociedad chilena, con cosas que intentó hacer y las hizo mal, y otras que simplemente no quiso hacer.

El Frente Amplio trae una señal distinta, refrescante. Beatriz Sánchez va seguir avanzado, pero debe ir centrando su discurso, ya que la gente al final del día no cree en soluciones tan facilistas. Por lo tanto, no es bueno para ella caer en el marco de realizar promesas insostenibles.

Sociedad secreta

-¿Lo han discriminado por ser masón?

-Sí, por supuesto, muchas veces, porque se mezcla a la masonería con el hecho de tener un pacto con el demonio, que hay olor azufre.

-Que hacen sacrificios humanos…

-Claro, y todas esas tonterías de las leyendas urbanas. Pero yo he pasado por encima de esas cosas.

-¿En la universidad también?

-No, la Universidad de Chile es laica, tolerante y pluralista, y felizmente nunca ha perdido eso. Entonces, un masón, judío o protestante da lo mismo, lo importante es el trabajo académico que realiza.

-¿Aún hay discriminación?

-En ciertos casos me doy cuenta que no soy invitado a ciertas cosas o no se me llama a ciertos círculos, porque se quiere hacer una distancia con esto demoniaco que se asocia  a la masonería.

¿Salvador Allende fue un buen masón?

-Fue un muy buen masón, dejo muchos escritos al respecto. Tenía claro la mirada propia de la época, la Guerra Fría, de su tiempo político y la masonería. Quizás hoy Allende pensaría distinto, pero yo creo que fue un masón muy consecuente, un hombre de valores y muy tolerante.

¿Y como ha sido Sebastián Dávalos (el hijo de la presidenta Bachelet) como masón?

-Lo tenemos al borde de la cancha, está suspendido o presenta una carta de retiro voluntaria. Yo no lo conozco, pero tengo la opinión de que no ha cometido ningún delito, pues no ha sido condenado. Ahora si es encontrado culpable por un tribunal, inmediatamente esta fuera.

Marca registrada

-¿Porque siempre usa corbata de “humita”?

-Siempre me gustó. Cuando me gradué del pedagógico me gradué de “humita”

¿Lo molestaban en la calle, le decían que parecía mozo o pingüino?

-Años atrás la gente era muy crítica, las personas se daban vuelta a mirarme, los niños se reían o los amigos me hacían bromas. Después me fui a vivir a Estados Unidos y me di cuenta que había mucha gente que usaba este tipo de corbata. Cuando volví a Chile me di cuenta que ya no era tan extraño y más gente también la portaba.

-Es su marca personal.

-Cuando fui candidato a rector de la Universidad de Chile alguien me aconsejó: no te saques más la humita, porque ese va a ser tu carácter distintivo. Efectivamente así fue, pero con el costo de que cuando no la uso, las personas me preguntan ¿y que te pasó? Así que estoy atado a esta corbata definitivamente.