Río de Janeiro. El presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil, Luiz Fux, declaró este miércoles que el ex presidente del país Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), actualmente preso, es "claramente inelegible" para las elecciones presidenciales de octubre, en las que lidera todos los sondeos.

Fux rechazó el pedido de un ciudadano para declarar la "inmediata declaración de inelegibilidad" de Lula incluso antes de que su formación, el Partido de los Trabajadores (PT), lo inscriba en el registro electoral, aunque aseguró que el tema es "público y notorio", informó la estatal Agencia Brasil.

"No obstante considerar la inegibilidad del demandado evidente, el vicio en el proceso citado exige que la denuncia sea archivada", afirmó Fux en su sentencia, en la que argumentó que rechazaba el pedido del ciudadano por no tener legitimidad en el tema y no representar a un partido político o alguna de las partes interesadas.

Lula cumple una condena de doce años y un mes de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero en el marco del caso Petrobras, acusado de haber recibido un apartamento de la constructora OAS a cambio de favorecerla desde el poder en contratos con la petrolera, algo que el ex mandatario niega.

El PT realiza este próximo sábado 4 una convención para confirmar el nombre de Lula como candidato en las elecciones. Todas las formaciones tienen hasta el 15 de agosto para registrar las candidaturas en la Justicia Electoral.

El ex presidente de Brasil empezó a cumplir la pena el pasado 7 de abril, aunque tanto él como el PT han reiterado desde entonces que se presentaría a las elecciones. Según la ley brasileña, una persona condenada en segunda instancia, como es el caso de Lula, no puede postularse a un cargo público electo.

El ex mandatario lidera con amplia ventaja todas las encuestas de voto para los comicios.

El PT realiza este próximo sábado 4 una convención para confirmar el nombre de Lula como candidato en las elecciones.    

Todas las formaciones tienen hasta el 15 de agosto para registrar las candidaturas en la Justicia Electoral, y sólo después, los partidos y el Ministerio Público pueden cuestionar las candidaturas.

El TSE puede juzgar los registros de todas las candidaturas hasta el 17 de septiembre, 20 días antes de la primera vuelta electoral, prevista para el 7 de octubre.

Este martes, la Fiscal general de Brasil, Raquel Dodge, envió un documento de 80 páginas a la Corte Suprema en la que pide que Lula siga en prisión por su participación en la gran red de corruptelas alrededor de Petrobras.

"Valiéndose de su cargo y de su posición en el escenario nacional, Lula no sólo permitió toda la red de recaudación de coimas oriundas de Petrobras para diversos partidos sino que intervino para que sus efectos se perpetuasen mediante el nombramiento en cargos de dirección de la estatal a personas comprometidas con los actos de corrupción", afirmó la Fiscal, respondiendo a una petición de la Corte Suprema para conocer su posición sobre un recurso presentado por la defensa del expresidente para lograr su libertad.