San José. La producción de energía eléctrica en Costa Rica a través de fuentes renovables alcanzó el 96,36% de la generación total en el primer semestre del año, informó hoy la Presidencia.

Según los datos preliminares del Centro Nacional de Control de Energía del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), las fuentes limpias dominaron la generación eléctrica, por encima de la producción realizada a través de hidrocarburos.

La mayor parte de la matriz eléctrica costarricense se sustentó en la producción hidráulica que alcanzó el 69,35% de la generación total, a pesar de que Costa Rica experimentó una sequía durante el primer semestre del año.

El país centroamericano además produjo el 13,38% de su electricidad a través de fuentes geotérmicas, el 12,2% a través de fuentes eólicas, el 1,4% a partir de las fuentes de energía biomásica y 0,02% mediante paneles solares.

El presidente ejecutivo del ICE, Carlos Manuel Obregón, destacó que la alta producción energética limpia se debió principalmente a que en junio se generó un 99,58% de la electricidad a partir de fuentes renovables, gracias a los "patrones hidrológicos favorables".

"Según nuestras proyecciones, cerraremos 2016 con sólo 2 por ciento de producción térmica, lo que nos dará un soporte esencial para cumplir con la estabilidad tarifaria", agregó el funcionario.

La Presidencia costarricense destacó que la producción térmica (a través de hidrocarburos) alcanzó su punto máximo en abril, mes en el que representó un 10 por ciento de la generación total debido a la reducción de las lluvias, lo cual "afectó directamente a las plantas hidroeléctricas".

Costa Rica produjo 5.242,6 gigawatts de energía en los primeros seis meses de 2016, de los cuales sólo un 3,64 por ciento se generó a través de hidrocarburos.