El candidato presidencial del Partido Nacional, Juan Orlando Hernández, declaró que en Honduras “hay más ricos por el narcotráfico” y lamentó que los empresarios del país “no lo han querido decir”.

En el marco de la exposición de su plan de gobierno ante el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Hernández se refirió a la cada vez más creciente brecha entre ricos y pobres en Honduras, y evaluó el papel que ha jugado el Estado y la iniciativa privada.

“En Honduras hay más ricos por el narcotráfico. Lo que pasa es que ustedes no lo han querido decir”, le dijo a los empresarios. Los exhortó a “trabajar juntos” y contribuir con el Estado en una mejor captación de ingresos, evitando -de manera responsable- la evasión de impuestos, que es uno de los graves problemas fiscales que tiene el país.

Hernández abogó por una “contribución responsable” de parte de la iniciativa privada y expresó su deseo porque la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) mejore su accionar y, si es posible, someter a sus empleados a las famosas “pruebas de confianza”.

“Un ataque frontal contra la desigualdad tiene que ver con la lucha contra las desigualdades. En Honduras tenemos que invertir fuertemente para crear las oportunidades contra los que no las han tenido”, dijo el candidato presidencial.

El político presentó a los inversionistas el “Plan de Todos para una Vida Mejor”, en el cual procura hacerle frente a los problemas del país.

El “Plan de Todos para una Vida Mejor” contiene tres grandes propósitos: recuperación de la paz, generación masiva de empleo y la implementación de programas sociales que conlleven a la reducción de la desigualdad social, así como diez compromisos ineludibles y cien resultados de gestión.

“A algunos no les ha gustado que yo haya dicho que el que esté en la administración pública debe dar resultados y debe ser medido por resultados. Ya no se puede estar chineando a funcionarios haraganes ni indolentes”, dijo el aspirante al solio presidencial. Dijo a los empresarios que su propuesta nace de 82 consultas en foros con la sociedad civil, llamados “El Pueblo Propone”, que se realizaron por las ciudades más importantes y anunció que la misma empezará a ser ejecutada un día después de las elecciones generales.

“El 25 de noviembre inicia la etapa de transición hacia el nuevo gobierno con la instalación de un diálogo fiscal y social, porque no se puede esperar más”, dijo. Luego reflexionó: “Hay 3,7 millones de hondureños que viven en pobreza extrema. He visto cómo la gente vive en miseria, en condiciones infrahumanas, eso no puede ser y los que estamos en este salón debemos ser solidarios con ellos”.

La propuesta de seguridad del Partido Nacional incluye: reducción de muertes violentas; proteger la vida y los bienes de los hondureños; eliminación de la extorsión, recuperación del control del Estado sobre el territorio nacional; eliminación de la impunidad; combate frontal al narcotráfico y al crimen y depuración de todos los operadores de justicia.