Cajamarca. Con una inversión de US$15 millones, la compañía canadiense Sulliden Gold Corporation, inició la construcción de una subestación eléctrica que captará energía de la línea de transmisión de Abengoa, para dotar de este servicio a la provincia de Cajabamba, se informó este jueves.

Los trabajos, que ejecuta la empresa canadiense a través de su subsidiaria empresa Transmisora Cajabamba (ETC), comenzaron con la habilitación de la plataforma en un terreno de 40.000 metros cuadros, donde se instalará la subestación, en la zona denominada Pampa Honda, distrito de Cachachi, provincia de Cajabamba.

En este lugar captarán la línea eléctrica de Abengoa norte, de 220 kilovatios, en una distancia de seis kilómetros de entrada y salida de la subestación, informó José Delioth Zevallos, supervisor general de la obra.

Los representantes de ETC se reunieron en la víspera con dirigentes comunales y periodistas de esta provincia con la finalidad de socializar el proyecto. En la cita, informaron sobre la construcción y beneficios de la subestación eléctrica, siendo respaldada por los dirigentes.

La obra tendrá un plazo de ejecución de 14 meses y cuenta con la autorización del ministerio de Energía y Minas, sostuvo Delioth, al aclarar que no se trata de una hidroeléctrica como han informado algunos personajes que se oponen al proyecto.

La construcción de la subestación permitirá mejorar la calidad del servicio en Cajabamba, con la conexión a la red de 60 kilovoltios que viene desde Cajamarca, y es suministrada por Hidrandina.

De esta manera los productores del valle Condebamba podrán utilizar maquinarias como trapiches, molinos, motobombas, entre otros, que en la actualidad son movidas con combustible, señaló Delioth, al precisar que la energía es sinónimo de desarrollo y Cajabamba necesita de energía de calidad.

En otro momento, indicó que ETC le venderá una parte de la energía proveniente de la subestación a la minera Sulliden Shahuindo, para el proyecto “Shahuindo”, ubicado en esta provincia, y la energía restante estará a disposición de la población.

La subestación está proyectada para una potencia de 40 megavatios, de los cuales 15 megavatios irán a la minera Sulliden, puntualizó.