El vicepresidente brasileño, Michel Temer, afirmó que la participación de dos estatales chinas en el consorcio vencedor de la explotación del campo de Libra, el mayor yacimiento petrolero hallado en Brasil, representa una "gran apertura" para la inversión de otras empresas del país asiático.

"El simple hecho de que dos empresas chinas hayan entrado en el campo de petróleo significa una apertura muy grande para que otras empresas vengan", aseguró Temer en una entrevista publicada este domingo por la Agencia Brasil (oficial).

El gigante suramericano concedió el pasado 21 de octubre la explotación de Libra al consorcio integrado por la francesa Total (20%), la anglo-holandesa Shell (20%), las chinas China National Corporation (10 %) y China National Offshore Oil Corporation (10 %) y la estatal brasileña Petrobras (40%), cuya participación estaba garantizada por ley.

Para el vicepresidente, la preocupación de las empresas chinas a la hora de invertir en Brasil está motivada por la "burocratización interna" del país latinoamericano, aunque precisó que la "desburocratización se está acentuando cada vez más, siempre en busca de la inversión extranjera".

Temer recordó que el Gobierno realizó una invitación pública a las empresas chinas para que participaran en la subasta del campo de Libra, la cual consideró un "éxito".

El consorcio vencedor fue el único que presentó una oferta, ya que las otras seis empresas que se habían inscrito en la licitación, incluyendo a la española Repsol, se retiraron a última hora.

Sobre el descubrimiento de petróleo en Sergipe, anunciado esta semana, apuntó que "va a abrir un nuevo campo para que empresas chinas, que ya tienen esa entrada en Brasil, puedan participar de un nuevo acontecimiento en relación a la exploración de petróleo y gas".

Además de los campos de petróleo, Temer habló de otros "proyectos de infraestructura extraordinarios".

"Basta decir que vamos a tener 7.500 kilómetros de carreteras que queremos duplicar, líneas de ferrocarriles, especialmente en lo referente al tren bala, y sabemos que China es uno de los principales países donde se desarrolla la tecnología de trenes de alta velocidad", señaló.

Según el vicepresidente, el Gobierno brasileño tiene "mucho interés" en la participación de empresas chinas en la concesión de los aeropuertos internacionales de Río de Janeiro y Belo Horizonte, cuya licitación está prevista para el 22 de noviembre.

Temer realizó estas declaraciones días antes de viajar a China, donde participará del 4 a 9 de noviembre en diferentes eventos, entre los que está previsto que tenga una audiencia con el presidente chino Xi Jinping, quien asumió el cargo el pasado 14 de marzo.

Asimismo, Temer afirmó que aprovechará su viaje al país asiático para buscar apoyo de cara a conseguir una plaza como miembro permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU.