Ciudad de México, Excelsior.com.mx. Aunque la participación del PAN en el Pacto por México obedece a un mandato del Consejo Nacional y del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido, las posturas de la permanencia de Acción Nacional en dicho instrumento político se han polarizado entre los aspirantes a la dirigencia nacional.

Entre los cuatro panistas con más posibilidades de dirigir al partido no existen posturas comunes al respecto, luego de que el PRI y el PRD han marginado al PAN en la discusión de la miscelánea fiscal y no han incorporado las propuestas panistas en materia hacendaria.

Josefina Vázquez Mota, Gustavo Madero Muñoz, Ernesto Cordero Arroyo y Juan Manuel Oliva expresaron posturas discrepantes sobre la pertinencia de seguir en el Pacto, por lo cual se anticipa una discusión en el PAN sobre el particular tanto en el CEN el próximo 11 de noviembre como en el Consejo Nacional.

En entrevista, el ex secretario de Elecciones Adjunto del CEN y ex gobernador Guanajuato, Juan Manuel Oliva, planteó que el partido debe seguir en el instrumento de concertación, pero con una postura más crítica hacia el gobierno federal, pues "el PAN debe estar presente en la discusión de las reformas que requiere el país” .

En el otro extremo, el senador Ernesto Cordero manifestó a principios de semana la necesidad de que el PAN reflexione si sale del Pacto por México, "es algo que debemos reflexionar en el PAN si de verdad estamos defendiendo los intereses de los mexicanos a través de una instancia tan reducida de discusión como es el Pacto por México, habrá que valorar".

También en un sentido crítico, la ex candidata presidencial, Josefina Vázquez Mota expresó a través de twitter que el PAN frente al actual gobierno no debe tener solo acuerdo o negociación, sino contrapeso.

"He decidido regresar porque me preocupa ver una democracia sin contrapesos", escribió.

Por su parte, el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, mantiene la decisión de seguir en el Pacto por México, ante la necesidad de que se apruebe una reforma político-electoral que garantice mayor equidad en los comicios y menos injerencia de los gobernadores.

"Nosotros estamos haciendo un compromiso con la agenda, más que con el Pacto, y aquí la reforma político-electoral y la reforma energética creemos que siguen siendo urgentes y necesarias para el país", respondió Madero.