Santiago. La utilidad neta consolidada del grupo CAP al 30 de septiembre de 2013, deducida una provisión neta por US$13,6 millones por la reorganización en sus actividades acereras, alcanzó US$145,7 millones representativa de una disminución de 11,4% respecto de los US$164,5 millones obtenidos en el mismo período de 2012.

Al 30 de septiembre de 2013 los ingresos del Grupo CAP sumaron US$1.645,5 millones. El EBITDA, en tanto, alcanzó los US$464,6 millones en el mismo período.

Al finalizar el tercer trimestre de este año, la filial CAP Minería registró una utilidad neta de US$270,6 millones, 8,4% mayor que igual ejercicio anterior.

Las cifras del negocio minero del tercer trimestre reflejan que, con relación a las del mismo periodo del año anterior, los ingresos aumentaron como consecuencia de mayores despachos físicos (24,2%) y de un incremento de 11,1% en el precio promedio de los productos despachados, a US$111,2 por tonelada métrica (TM), lo que evidencia la solidez del mercado internacional de hierro.

Fernando Reitich, gerente general del Grupo CAP, afirmó que “al revisar los negocios de CAP, se puede constatar en el ámbito minero la mantención de una estable demanda por productos de hierro, especialmente de los productores de acero asiáticos, pero también de Oriente Medio, en un entorno de precios que a esta fecha siguen siendo mayores que los proyectados para el presente año”.

CAP Minería se encuentra en la etapa final del programa de inversión y desarrollo. En agosto se inició la puesta en marcha de la ampliación de producción en el Valle del Huasco (por dos millones de toneladas anuales) y está programada para el primer trimestre de 2014 la puesta en marcha de la mina Cerro Negro Norte (por cuatro millones de toneladas al año), lo que permitirá elevar el tonelaje anual de ventas a aproximadamente 15 millones de toneladas de hierro en 2014 y en cerca de 18 millones en 2016.

En las actividades acereras, la pérdida neta al tercer trimestre alcanzó a US$62,5 millones, la que incluye una provisión neta por US$13,6 millones, sin efecto en caja, para reflejar el impacto económico de la interrupción temporal en el uso de activos operacionales, resultante de la adopción de diversas medidas que se espera posibiliten el más pronto retorno de CAP Acero a la rentabilidad de sus operaciones; y también una pérdida neta de US$1,2 millón en las actividades de procesamiento de acero.

Los ingresos de CAP Acero en el tercer trimestre de 2013 reflejan una disminución de 13,2% en el tonelaje despachado respecto de las cifras obtenidas a la misma fecha de 2012 -a causa principalmente de la reorientación de la usina hacia la producción de barras-, y de 12,3% en el precio promedio de tales entregas, acorde con las variaciones ocurridas en los precios internacionales de los productos de acero.

En el caso del negocio siderúrgico, Reitich explica que durante el tercer trimestre la usina orientó su proceso productivo hacia la fabricación de productos largos para la molienda de minerales y la construcción, que representan los segmentos de mayor proyección y cuyos márgenes han mostrado un mejor rendimiento que los planos.

“La implementación de esta y otras medidas permitirá reducir el nivel de pérdidas hasta su gradual eliminación, para devolver la rentabilidad a las operaciones en el próximo ejercicio”, señala el alto ejecutivo.

En las actividades de procesamiento de acero, las cifras del tercer trimestre, en comparación con las del mismo periodo del 2012, muestran un incremento de 1,7% en los ingresos, por un aumento de 6,4% en los despachos físicos, a 101 mil toneladas y una disminución de 4,4% en el precio promedio por tonelada.

El endeudamiento financiero bruto del grupo alcanzó a US$830 millones al 30 de septiembre de 2013. A la misma fecha CAP mantiene caja por US$333,6 millones.