Guatemala. El gobierno de Guatemala descartó en definitiva la compra de seis aviones a una empresa brasileña, porque esta no se aclaró un aparente sobreprecio de US$3 millones por cada aparato, informó el presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina.

"No vamos a avalar ningún proceso de compra sobrevalorada, en este caso de los aviones para el ministerio de la Defensa estamos hablando de un sobreprecio de tres millones por cada aeronave, ya di las instrucciones para que se cancele en definitiva esta compra", dijo en mandatario en una rueda de prensa.

La gestión para la compra de los seis aviones de la línea supertucano comenzó en el gobierno del ex presidente Alvaro Colom, para lo cual el gobierno había destinado un monto de US$133 millones. El paquete incluye los seis aviones, un radar y un equipo de control o centro de mando; estos dos últimos equipos sí se comprarán.

Según Pérez Molina, se detectó que las aeronaves fueron ofrecidas por el fabricante brasileño a un precio superior al promedio del mercado. Los aviones servirían para un plan del ejército guatemalteco de interceptación de aeronaves del narcotráfico, así como vuelos de reconocimiento en busca de plantaciones de amapola.

Con la suspensión del trato, el gobierno deberá cancelar una multa administrativa de unos US$300 mil.

Pérez Molina viajará en los próximos días a Israel, donde contactará a técnicos para que reparen las vetustas aeronaves del ejército guatemalteco.