Pekín. Argentina, Perú, Ecuador, Brasil, Chile y España participaron en la V Feria de Inversiones Extranjeras de China que se clausuró este miércoles en Pekín, donde presentaron a potenciales inversores chinos la posibilidad de ingresar en sectores como la energía, las telecomunicaciones o el turismo.

La feria, en la que también estuvieron presentes gigantes estatales chinos como las petroleras Cnooc y Petrochina o los bancos ICBC y China Development Bank, atrajo durante dos días a cientos de empresas del país asiático en busca de salidas al exterior para consolidar sus negocios.

Perú centró su presentación en el sector turístico: el país, que quiere elevar el número de visitantes de los 2,8 millones de 2012 a 3,5 millones en 2015, mostró posibilidades de inversión en hoteles, turismo de golf y centros de convenciones.

El país andino también promocionó los convenios de estabilidad jurídica, que ofrecen ventajas laborales, fiscales y comerciales a empresas que inviertan más de US$5 millones en sectores de la economía peruana (aunque en los más demandados, minería e hidrocarburos el umbral se eleva a 10 millones).

Ecuador subrayó su buena posición logística, así como la estabilidad de tipos de interés de su economía, que permite planes de inversión a largo plazo, mientras que el Comité de Inversiones Extranjeras de Chile (CIEChile) mostró el país como la economía latinoamericana mejor valorada en los mercados internacionales.

La representación argentina, una de las más destacadas de la feria, presentó una visión general de la economía nacional y los sectores donde la inversión extranjera está incentivada con nuevas regulaciones, desde la automoción al software, los biocombustibles o la minería.

Por parte española, un pabellón de la agencia catalana de apoyo a la competitividad ACC1Ó se centró especialmente en proyectos barceloneses como el Parque Científico, el centro de supercomputadores BSC o los estudios de biomedicina que se desarrollan en la ciudad.

Brasil también estuvo representada, por el estado de Rio Grande do Sul, interesado en captar inversión para proyectos como un nuevo aeropuerto en Porto Alegre o la red de metro de la ciudad.

Rusia fue el país con mayor presencia en la feria de inversiones pequinesa, poniendo el acento en las ventajas que para las empresas chinas puede presentar invertir en las 16 zonas económicas especiales repartidas por toda su geografía