El presidente de Perú, Ollanta Humala, afirmó que Perú se consolida como una potencia minera con la entrada en operaciones del proyecto minero Toromocho, en el que la empresa china Chinalco ha invertido US$4.820 millones.

"Estamos ante un proyecto minero muy importante que permitirá el crecimiento y la consolidación de Perú como potencia minera, pero con tecnología de última generación", señaló Humala durante la ceremonia que oficializó el inicio de las operaciones en la región centro andina de Junín.

Destacó que Toromocho es parte del "proceso de industrialización, generación de riqueza y distribución de la misma" en Perú, y que "va a ayudar a mejorar la macroeconomía y la economía popular."

Humala también indicó que Chinalco construyó una nueva ciudad para los trabajadores y las familias del pueblo de Morococha, donde se desarrolla el proyecto minero.

Aseguró que los habitantes de Morococha vivían antes en condiciones precarias y esa situación ha cambiado, y que la operadora también ha aplicado un tratamiento a las aguas del subsuelo que antes llegaban mineralizadas al río Mantaro.

El gobernante dijo que el proyecto también permitirá implementar iniciativas de capacitación para los operarios, técnicos y gerentes, así como mayores oportunidades para los jóvenes.

"Nuestro país va a tener a personal cada vez más capacitado. Eso es lo que necesitamos ahora, calificar a nuestra gente. Darle una oportunidad a los jóvenes, mediante acceso a becas integrales y mejores trabajos", señaló.

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, indicó, por su parte, que la inversión de Chinalco en el proyecto fue de US$4.820 millones, y que ya ha generado 2.500 empleos directos y 7.500 indirectos.

Añadió que se espera que el próximo año la producción anual de cobre del país se incrementará en 17 %.

"Este proyecto se ha desarrollado con los conceptos de nueva minería que quiere el gobierno. Chinalco asumió el compromiso de limpiar las aguas ácidas del subsuelo. Por ello, en primera instancia, la empresa invirtió 50 millones de dólares para la planta de tratamiento de agua que va hacia los ríos Yauli y Mantaro", remarcó.

Perú es actualmente el tercer productor mundial de cobre, por detrás de Chile y de China, aunque las proyecciones oficiales indican que en 2016 habrá duplicado su producción hasta ocupar el segundo lugar.

Para finales de 2016 la producción peruana de cobre debe llegar a 2,8 millones de toneladas anuales, de los actuales 1,3 millones, con proyectos que ya tienen presupuestos como Las Bambas, Antapaccay y la ampliación de Antamina, entre otros, según dijo Merino en mayo pasado.