Montevideo, Xinhua. La economía de Uruguay registró un crecimiento interanual de 3,3% de julio a septiembre y una caída desestacionalizada de 0,7% frente al periodo abril-junio.

El resultado generó varias conclusiones. Confirmó la desaceleración de la actividad, pero superó las expectativas de analistas y ratificó la meta oficial de finalizar con un alza anual del Producto Interno Bruto (PIB) de 4%.

El dato negativo no fue tomado con preocupación porque ignora efectos circunstanciales y de calendario, aclararon distintos expertos.

En un comunicado, el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) opinó que el dato trimestral de Cuentas Nacionales divulgado el viernes por el Banco Central de Uruguay (BCU) "es más favorable a lo esperado".

"Nuestras estimaciones desestacionalizadas no permiten concluir que la economía se haya contraído en el tercer trimestre sino que confirman el proceso de desaceleración" que transita hace algunos trimestres, explicó el Cinve.

En esa línea, Gabriela Mordecki, coordinadora del Area de Coyuntura del Instituto de Economía de la Universidad de la República, señaló que esa caída "está muy influida por el comportamiento de Electricidad, gas y agua".

Ese sector no refleja la actividad económica sino cambios entre generación térmica e hidráulica por problemas climáticos, subrayó hoy Mordecki en declaraciones a la prensa local.

Además, el dato del segundo trimestre había mostrado mayor dinamismo porque este año el feriado de Semana Santa cayó en el primer trimestre y dejó más días hábiles en el segundo, reseñó.

En abril-junio, el PIB mostró un crecimiento interanual de 6% y desestacionalizado de 2,4%, de acuerdo con las últimas correcciones que dio a conocer el BCU.

De esta manera, la economía se asegura un piso de expansión en el entorno del 4% para todo 2013.

El informe

De acuerdo con el BCU, el último resultado en volumen físico se explicó (en la comparación interanual) principalmente por el sector "transporte y comunicaciones", que aumentó 8,2% y tuvo una incidencia de 1,3%.

Le siguió el rubro "otras actividades" (inmobiliarias y financieras) (con un alza de +3,0% y un peso en el total de 0,8), suministro de electricidad (+18,6 y 0,4) y comercio, restaurantes y hoteles (+1,9 y 0,3).

En tanto, las actividades primarias aumentaron 3,7%, la construcción se retrajo 3% y la industria manufacturera cayó 0,9%.

Por otra parte, las exportaciones se incrementaron 2,8% y las importaciones 4,7%.

El gasto de consumo final (consumo) reportó un alza de 5,2% con un mayor dinamismo del privado (5,3%) antes que el estatal (+4,0%). Finalmente, la formación bruta de capital (inversión) disminuyó 1,3% en la comparación interanual.

Para el presidente de Vixion Consultores, Aldo Lema, el dato obedece por una parte "a la caída en el aporte de la generación hidroeléctrica" y también refleja "el esperado ajuste en muchos sectores".

"Ni el alto crecimiento del segundo trimestre era extrapolable, ni tampoco la contracción de 0,7%. Lo concreto es la confirmación de la desaceleración", opinó el economista.

"El mensaje más importante es que la economía no se contrajo y el crecimiento fue mejor de lo que esperábamos", estimó, a su parte, el gerente de Análisis Económico de CPA/Ferrere, Alfonso Capurro, consultado por "El Observador".

Perspectivas

El desempeño económico llevó a que las consultoras elevaran sus proyecciones para todo el 2013. CPA/Ferrere auguraba un alza de 3,5% que ahora aumentó a 4%, al igual que Vixion y Oikos.

"Tendría que ser muy malo el último trimestre para crecer por debajo del 4%", justificó Capurro.

En ese sentido, Cinve indicó que "si bien aún se continúa el ajuste de proyecciones para 2013 y 2014, cabe esperar que las estimaciones previas (3,5%) para el año cerrado sean corregidas levemente al alza para 2013".

El presidente del BCU, Mario Bergara, comentó días atrás que la meta de expansión de 4% "sigue siendo una tasa de crecimiento alta con respecto a lo que es la historia de Uruguay y en un mundo que se ha desacelerado".

Para el año próximo, las autoridades esperan un crecimiento también cercano al 4%. En 2012, el PIB aumentó 3,9% y completó 10 alzas anuales consecutivas aunque se desaceleró en relación a las marcas de 5,7% en 2011 y 8,5% en 2010.