Pasar al contenido principal
Planificando las inversiones en 2023
Vie, 27/01/2023 - 10:19

Andrés Valdivieso

El boom de la inversión inmobiliaria en Estados Unidos
Andrés Valdivieso

Director General de Participant Capital.

Sin duda, el año 2022 será recordado, entre otras cosas, por la elevada inflación internacional; las altas tasas de interés por parte de los bancos centrales por frenarla; el conflicto comercial entre Estados Unidos y China; la invasión de Rusia en Ucrania; así como el rebrote del COVID-19 en China, afectando así a su economía.

Todos estos factores afectaron significativamente los mercados financieros, tanto en la renta variable como en el mercado de bonos durante el año que se fue. Pero, los agentes tienen muchas interrogantes: ¿Cómo irá las inversiones en 2023?, ¿Cuántos de estos factores se mantendrán o desparecerán? ¿Se controlará la inflación? ¿Habrá recesión? ¿Se recuperarán los mercados? ¿Y los mercados alternativos?

Pues muchos bancos de inversión, nos dan algunas luces sobre lo que posiblemente sucedería en este nuevo año que recién empieza.

J.P. Morgan Asset Management (JPMAM) elaboró un informe sobre las perspectivas de inversión para este año, tituladas Mal año para la economía, buen año para los mercados, donde prevén como escenario central para 2023 que las economías desarrolladas entren en una leve recesión. Pese a ello, consideran que tanto la renta variable como la renta fija se han adelantado a los problemas macro que amenazan con materializarse este año y ofrecen por ello un atractivo cada vez mayor. De hecho, las expectativas sobre los bonos son las mejores en más de una década según menciona el informe.

La principal incógnita sigue siendo si la inflación comenzará a moderarse a medida que la actividad económica se desacelere. “De ser este el caso, los bancos centrales dejarán de subir los tipos de interés y aquellas recesiones que se puedan producir serán probablemente moderadas”, añade el reporte.

No obstante, existen señales convincentes de que la presión inflacionaria se está moderando y de que seguirá haciéndolo en 2023, indica el informe. Por regiones, en el informe se destaca que Europa está gestionando correctamente la crisis energética, que es su principal problema. En China, se prevé una aceleración en la actividad cuando la demanda acumulada se libere al levantarse los estrictos confinamientos por el covid-19.

Por su parte, la financiera multinacional Morgan Stanley ha pronosticado que durante 2023 las tendencias económicas "dominantes" del año pasado se invertirán "por completo". Además, prevé también que la inflación elevada comience a moderarse. 

Aunque la opinión de los especialistas sugiere que a comienzos de 2023 las ganancias caerán, el informe de Morgan Stanley indica que los inversionistas tendrán elementos suficientes para un primer trimestre exitoso, si la inflación se modera. 

En relación a las posibilidades de inversión a nivel global, el banco estima que a medida que las políticas de cero COVID de China comiencen a moderarse, aunado a un dólar más débil, podría convertir al país asiático en un área de capital intrigante para 2023. Morgan Stanley anticipó que podría haber una "recesión moderada", ya que el mercado laboral probablemente se mantendrá estable.

Para finalizar, la financiera internacional recomendó a los inversores prestar atención en 2023 a la renta fija, las rentas variables y los mercados emergentes, ya que tendrán un buen desempeño. Además, pronosticó un dólar a la baja, un S&P 500 volátil y un mejor rendimiento del petróleo frente al oro.

Finalmente, para el presidente de Wells Fargo Investment Institute, Darrell L. Cronk, esperan que la recesión en Estados Unidos llegue en la primera mitad de 2023, acompañada de una desaceleración económica y reducción del crecimiento de las ganancias corporativas.

"Si bien esperamos que 2023 sea un año volátil y desafiante a medida que hacemos esta transición, paradójicamente creemos que puede crear fuertes oportunidades para que los inversionistas se reposicionen para el crecimiento y vuelvan a una postura más favorable al riesgo a medida que la próxima recuperación económica y el mercado alcista emergen", afirmó.

Para los analistas de Wells Fargo, este es un momento oportuno para reevaluar el equilibrio entre ingresos y activos de crecimiento, a medida que crece el potencial para obtener rendimientos más atractivos por parte de la renta fija. Si bien la renta variable debería seguir ofreciendo más oportunidades de revalorización del capital que la renta fija, la volatilidad seguiría elevada al menos hasta la primera mitad del año.

Un período volátil puede ofrecer oportunidades para que los inversionistas con efectivo adicional al margen agreguen gradualmente a sus posiciones accionarias para prepararse para un cambio en la segunda mitad de 2023, cuando esperamos que la economía comience a mejorar, la inflación se modere y la Reserva Federal empiece el ajuste, señala el banco norteamericano.

Una de las conclusiones que dejó 2022 para Wells Fargo y muchos inversionistas es que carteras clave como la 60/40 (60% en acciones y un 40% en renta fija) no brindaron su típica mitigación a la baja del riesgo debido a que la incertidumbre de los inversionistas se ha movido igualmente en acciones y bonos.

El banco recomendó que una cartera diversificada que incluya commodities e inversiones alternativas podría ayudar a los inversionistas a gestionar los riesgos a corto plazo al mejorar los rendimientos ajustados al riesgo y suavizar el rendimiento a lo largo del tiempo. "Durante el año pasado, una cartera que tenía asignaciones a materias primas e inversiones alternativas experimentó pérdidas menores y un riesgo menor en comparación con una cartera con 60% de acciones globales y 40% de bonos globales", recalcaron en el reporte del banco estadounidense de Wells Fargo.

Así las cosas, pese a que no se sabe cuándo acabará la guerra Rusa-Ucrania, la inflación tendería a moderarse, la recesión sería leve, y China mejoraría su economía, por lo que un portafolio equilibrado, con una renta fija que se ve más que atractiva, con una manejo adecuado de la renta variable que incluya los mercados emergentes y activos alternativos será más que interesante en este nuevo año que se muestra desafiante y llena de oportunidades.  

Países