Buenos Aires. La Secretaría de Agroindustria de Argentina presentó este miércoles una proyección de 140 millones de toneladas de producción de granos para la campaña 2018/19, la más grande de la historia del país, con un crecimiento de un 25% respecto de la anterior.

Los datos fueron difundidos durante la Tercera Jornada de Perspectivas Agrícolas, realizada en la sede de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, donde participaron el jefe de Gabinete de la Secretaría, Santiago del Solar y los subsecretarios de Mercados Agropecuarios, Jesús Silveyra y de Agricultura, Luis Urriza y el economista jefe de la Bolsa de Cereales, Ramiro Costa.

Durante la actividad se presentaron las estimaciones agrícolas, en las que se proyecta la producción más grande de la historia argentina, con 140 millones de toneladas, para un crecimiento de un 25% respecto de la campaña anterior, en la cual la producción fue de 112 millones de toneladas consecuencia de "los efectos de una de las peores sequías de los últimos 50 años", dijo Agroindustria.

Desde China, donde se encuentra participando de la Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE, por sus siglas en inglés), el secretario de Agroindustria, Luis Etchevehere, señaló que "a pesar de la feroz sequía, los productores argentinos volvieron a apostar por el país, demostrando una vez más su fuerte compromiso en la actividad que es el motor de nuestra economía".

Para el maíz se proyectó una producción de 49,68 millones de toneladas, con una intención de siembra de 9,35 millones de hectáreas.

Según el informe oficial, para la soya se prevé una producción de 54,2 millones de toneladas, lo que supone un crecimiento del 44% respecto a los 37,78 millones de la campaña anterior, con una intención de siembra de 17,5 millones de hectáreas.

Para el maíz se proyectó una producción de 49,68 millones de toneladas, con una intención de siembra de 9,35 millones de hectáreas.

Para el trigo se prevé una nueva cosecha récord, de 20,14 millones de toneladas, con una intención de siembra de 6,2 millones de hectáreas, mientras que la cebada presenta una intención de siembra de 1,06 millones de hectáreas con una proyección de 4,48 millones de toneladas.

El girasol, en tanto, presentaría 3,7 millones de toneladas de producción con 1 millón 700 mil hectáreas de intención de siembra y el sorgo 3,74 millones de toneladas con 770 mil hectáreas de siembra.