Buenos Aires. Miles de personas aportaron toneladas de víveres este sábado en la capital argentina, durante un colorido festival artístico a beneficio de los damnificados por un devastador terremoto en Chile.

Unas 50.000 personas, entre jóvenes, adultos y familias, acudieron en una soleada tarde a la zona de los bosques de Palermo, un barrio de clase alta en Buenos Aires, donde se montó un gigantesco escenario por el que desfilaron consagrados cantantes locales bajo el lema "Argentina abraza a Chile".

La mayoría de los asistentes aportaron agua mineral, leche larga vida, abrigos y medicamentos, que se juntaron para ser enviados por carretera a diferentes zonas chilenas azotadas por el histórico sismo de magnitud 8,8 del 27 de febrero, que dejó centenares de muertos y a millones sin vivienda.

Empresas privadas de las que no trascendieron sus nombres también se sumaron a los aportes.

"Queremos decirle a (los habitantes de) Chile que no están solos, les queremos dar un abrazo profundo, porque son nuestros hermanos. Ese es el mensaje que queremos transmitir desde el arte, que tiene una fuerza distinta", dijo Juan Carr, de la ONG "Red Solidaria", encargada de recibir la ayuda.

Lo recolectado se enviará a centros de acogida y escuelas chilenas, transportado por el gobierno argentino.

"Queremos ajustar bien la entrega (...) Por ejemplo, 180 chicos de una escuela (del sur chileno afectado por el sismo) ya tienen 20 meses garantizado de comida", agregó Carr, agradeciendo los múltiples aportes.

Canales televisivos de noticias argentinos transmitían en vivo el evento para masificar el mensaje de ayuda.

Los organizadores no descartaron que en breve se realice otra actividad similar debido a la alta convocatoria de artistas, que dejó a muchos fuera del escenario.