Pasar al contenido principal
¿Cómo repercutirá en el mercado el traspaso de los datos de Spotify a la nube de Google?
Lunes, Febrero 29, 2016 - 13:54

La compañía sueca llegó a un acuerdo para alojar toda su infraestructura de servicios en Google, en búsqueda de mayor calidad y seguridad, incluyendo su catálogo musical.

Por Pablo Requejo para ThinkBig. La evolución del almacenamiento va desde las cintas magnéticas que revolucionaron en un inicio la industria, hasta los servicios en la nube, que permiten tener acceso a nuestros datos desde cualquier lugar y en cualquier momento. En este contexto, vamos a hablar de Spotify.

Como todos sabemos, se trata de un servicio de música en streaming que aporta una comodísima forma de escuchar tus canciones favoritas, donde quieras y a través de cualquier dispositivo conectado, como tablets, ordenadores, televisores y móviles. Pues bien, ahora Spotify ha decidido alojar toda su infraestructura de servicios, incluyendo su catálogo musical, en la nube de Google.

¿Cómo surge el acuerdo?

Netflix eligió la plataforma en la nube de Amazon antes que la de Google, pero la compañía de Mountain View no se dio por vencida, y ahora ha logrado marcarse un gran tanto con el traslado de la infraestructura de Spotify a su servicio en la nube.

En el anuncio en su blog, Spotify hace hincapié en las ventajas de Google en el servicio de almacenamiento de información con respecto a sus rivales. Además, la compañía líder de música por Internet explica que los de Mountain View ofrecen mejores ventajas y facilita el trabajo a los componentes de Spotify para que la música llegue a todos sus usuarios con el mejor servicio posible.

Hasta ahora, la compañía sueca alquilaba servidores de otras compañías, dependiendo de la ubicación de los usuarios, pero el gran crecimiento de su popular servicio de música por streaming ha llevado a la firma a cambiar de estrategia y a cerrar un acuerdo con Google.

Los tiempos cambian

Según fuentes de Spotify, “este acuerdo es muy importante para la compañía, ya que los tiempos han cambiado y la situación, a la hora del almacenamiento de los datos, no es igual que en 2006, cuando comenzó a operar Spotify. Ahora los proveedores de datos a través de la nube son capaces de ofrecer una gran calidad, y un gran rendimiento con un precio asequible”.

Todo ello hace que los servicios de Google supongan un gran valor añadido para Spotify por la calidad y seguridad que proporciona a la compañía y a los usuarios.

¿Otras implicaciones?

La unión de dos gigantes como Google y Spotify ha dado rienda suelta a comentarios sobre la posibilidad de algún tipo de movimiento empresarial que termine llevando a Google a comprar los servicios de la compañía de música. En 2014 existieron ya negociaciones en este sentido que, finalmente, no prosperaron.

El fenómeno de Spotify es tan grande que cuenta ya con 20 millones de suscriptores y 75 millones de usuarios activos, con una clara ventaja respecto a otros competidores, como, por ejemplo, Apple Music , que en el mes de enero de este año llegaba a los 10 millones de suscriptores.

Esta alianza con Google hace que el camino de Spotify siga directo hacia el éxito que los suecos se propusieron cuando arrancaron el programa de música por streaming. Sin duda, dos grandes compañías unidas para mejorar las experiencias de sus usuarios, desde el almacenamiento hasta los propios dispositivos.

 

Autores

Think Big