Pasar al contenido principal
¿Es posible crear arte solamente con tecnología?
Viernes, Diciembre 16, 2016 - 17:44

Muralistas que utilizan iPads para pintar, eventos de internet con instalaciones de arte y bots que generan poesía automática. Revisa cómo las máquinas también pueden ser creativas.

Cuando pensamos en arte, es raro imaginarse un robot o una máquina. Sin embargo, hoy en día no sólo existen artistas que utilizan herramientas tecnológicas para sus obras, sino que también empresas de tecnología que han tomado el arte como una forma para expresarse y lograr sus objetivos. Sin embargo, ¿es posible que estos artefactos sea capaces de crear “algo” desde cero?

El primer acercamiento que han tenido los artistas con la tecnología es como un nuevo instrumento para sus obras. Sea por medio de instalaciones, proyectores o incluso realidad virtual, cada vez más personas se han aventurado a crear a partir de estos dispositivos.

Uno de los casos más simples es el uso de tabletas especializadas o incluso iPads para generar obras de arte. Un caso que pudimos conocer de cerca fue el del destacado muralista chileno Andrés García, quien diseñó, pintó y peparó un graffiti en la ciudad de Santiago gracias a un equipo de Apple.

El artista utilizó un iPad Pro para darle vida al diseño inicial de su mural, el cual logró elaborar por medio de la app Paper 53, incluyendo colores y correcciones al diseño. Posteriormente, García usó esta base para poder marcar las bases de su dibujo por medio de una impresora láser. Una opción, que según el artista, también podría ser remplazada por un proyector conectado al mismo equipo, que pueda poner la figura directamente sobre la pared.

“Puedes partir con una fotografía o con un dibujo y lo que me permite es empezar a probar colores, ver tonos y me quedo con los que me gustan; puedo borrar, y hacer cosas que en el papel cuesta más y es más sucio. Con eso tengo una base súper firme para poder ampliarlo. Además, puedes recortar un pedazo y luego ponerlo en otro lado, ir diagramando. Es buenísimo, así cuando voy a pintar tengo la propuesta casi lista’’, comenta el muralista. 

De realidad virtual a empresas de tecnología

Otra forma en que una serie de artistas ha comenzado a crear nuevas obras es por medio de la realidad virtual. Esta tecnología no sólo ha sido utilizada para juegos y contenido de entretenimiento, sino que también como una nueva plataforma de creación.

Un caso dentro de esta línea son las obras de Fabio Giampietro, un reconocido artista italiano que ha comenzado a usar estos sistemas en sus creaciones. Este fue el caso de su obra "Hyperplanes of Simultaneity", ganadora del del premio Lumen 2015, y que explora la transición de los diferentes planos de tiempo y espacio desde una perspectiva inmersiva.

“El desafío no es realmente técnico, sino que humano y emocional. La obra tiene que mantener el calor, y el componente háptico de las obras originales, uniendo el poder de las pinceladas, la vibración de los gestos y la integridad de la visión”, señaló el artista al medio Techradar.

Por otro lado, según Simon Fenton, jefe de juegos en Escape Studio este tipo de tecnologías tienen “el potencial de romper las barreras del arte. Escultura, pintura, arquitectura, diseño y juegos, todos se pueden unir en un nuevo espacio (...) Ya no estamos limitados físicamente, y podemos ver el arte desde nuevo ángulo”, señaló al medio de tecnología estadounidense.

Todas estas capacidades han sido vistas con agrado de parte de empresas de tecnología como Mozilla. Esta compañía decidió dar un importante espacio durante su evento anual Mozfest, para mostrar la relación entre la tecnología y la creación artística, como también para explicar temas complejos por medio de nuevas plataformas.

De esta manera, la compañía contó con la ayuda de decenas de artistas para dar a entender a los asistentes como temáticas como “internet libre” o “derechos en línea” son realmente relevantes. Un ejemplo claro, fueron las cajas inmersivas dentro del espacio MozEx, diseñadas por especialistas en el mundo del arte, pero que mostraban cómo podían adivinar gran parte de tus datos con solamente tener tu nombre y una foto de tu cara. Algo que era perturbante para gran parte de los asistentes. O por lo menos, mucho más que el simple concepto de “privacidad”.

Pero, ¿un robot puede crear arte?

Uno de los casos más conocidos de creaciones artísticas a partir de sistemas inteligentes son los bots, especialmente aquellos que crean poesía en Twitter. Unos sistemas que solamente requieren una lista de palabras, comandos relacionados a conceptos y un orden específico para crear desde versos hasta haiku.

Así se puede ver en la cuenta @Pentametron, creada por el artista Ranjit Bhatnagar, y que es capaz de tomar tweets que estén en un pentámetro yámbico y crear una segunda frase que rime como: “Is this a pimple or mosquito bite / I need a dancing partner for tonight”.

Otro caso similar es el de Sarah Harmon y OGDEN, un programa que creó siendo todavía una adolescente y que años más tarde se convirtió en uno de sus proyectos más interesantes. Hoy en día esta joven trabaja en FIGURE8, un sistema que puede tomar conceptos y compararlos automáticamente con otros.

Para lograrlo, la ingeniera hizo un exhaustivo estudio en psicología y lingüística. Así pudo crear un programa que identifica un símil no en base a lo clásico y conocido, sino que con concepotos nuevos y diferentes. Y que, además, puede entender reglas no definidas de la escritura, como no utilizar un exceso de adjetivos, o la posibilidad de ocupar frases cortas al comienzo de los párrafos.

El debate ahora es: ¿es esto realmente arte? Esta respuesta obviamente no es una sola, y depende totalmente de lo que cada persona entienda por voluntad propia y creatividad. 

"Podemos pensar en todo tipo de historias sobre lo que realmente significa un poema, pero eso no significa que este sistema sea realmente creativo", señala Harmon al medio Motherboard. Asegurando, sin embargo, que espera que algún día los computadores puedan escribir poesía con intención propia

Sin embargo no deja de ser interesante este tipo de creaciones, ya que es una de las características en las que -se supone- las máquinas no pueden superar a los hombres. Pero, ¿y si pudieran hacerlo? Esa es una respuesta que no nos podrá dar sino que hasta unas décadas más el desarrollo de la inteligencia artificial.

Autores

AETecno