Pasar al contenido principal
Habla el creador de Soylent, el software que pretende revolucionar la prensa
Jueves, Mayo 5, 2011 - 08:55

Desarrollado en los laboratorios de investigación computacional en Cambridge, Soylent es una de varias innovaciones que buscan unificar el trabajo de los softwares, con el de muchas personas que operan en línea de forma colaborativa a cambio de sólo unos centavos.

Santiago / Massachuset. Una de las problemáticas más usuales en la industria de la producción de contenidos, es la edición de los textos. El tiempo disponible en sectores como la prensa, que debe asegurar la publicación de cientos de artículos, se hace cada vez más escaso sobre todo en la era de los medios digitales. Por lo mismo, el trabajo de los editores y correctores de pruebas sigue tan vigente como cuando se imprimian los primeros ejemplares en las antiguas imprentas Gutenberg.

Pero qué pasaría con estos profesionales si existiera un software que permitiera acortar casi automáticamente los escritos que sobrepasan el número de caracteres solicitados o que evidenciara errores que al ser corregidos no cambien el sentido de la idea que se va a transmitir. Parece inverosímil, pero lo cierto es que una herramienta con esas características está en plena etapa de desarrollo en los laboratorios del Massachusetts Institute of Technology (MIT) en Cambridge, Estados Unidos.

Se trata de Soylent, un software que se presenta como una aplicación para el procesador de textos Microsoft Word y que con la ayuda del crowdsourcing, una técnica laboral de tercerización masiva gratuita o de costo marginal, pretende revolucionar el mercado de la prensa y el editorial en general.

En entrevista con AETecno, Michael Bernstein, el creador de Soylent, cuenta cómo funciona esa herramienta y por qué los periodistas deben verla como una ayuda a sus tareas diarias y no como una amenaza.

- ¿Cuáles son los principales atributos de Soylent?

- Este es un proyecto de investigación en el que trabajamos para insertar crowdsourcing en un editor de texto. La idea es implementar las bondades de esta herramienta en interfases de usuario, del tipo de aplicaciones que todas las personas usan a diario. Para ello, nos preguntamos cómo debiera lucir (Soylent) una vez que comenzaramos a trabajar en él, si sería útil para las personas y qué necesitamos hacer para construir estas herramientas. En concreto, Soylent es una extensión para Microsoft Word y usa el crowdsourcing a través de una plataforma llamada Amazon's Mechanical Turk para hacer cosas que probablemente no harías en un procesador de texto. Por ejemplo, puedes seleccionar un párrafo del escrito para hacerlo más corto. Entonces, muchas personas en internet lo verán y recomendarán "cortes", y el usuario podrá visualizarlo moviendo una barra que muestra el texto más corto y con las recomendaciones ya aplicadas.

También puede hacer "proofreading" para tachar errores que Microsoft Word probablemente nunca encontraría, como frases extrañas o inusuales, u oraciones que son muy largas, y luego le dirá al usuario si debe corregir o acortar, o cuál es la razón del problema y así sugerir arreglos. Y la tercera cosa que se puede hacer a través de Soylent, es pedir que le apliquen arreglos específicos al texto. Por ejemplo, si está escribiendo una novela y redactó un pasaje en tiempo presente y necesita que esté en tiempo pasado, selecciona el texto y escribe una breve descripción de lo que quiere que se haga y otra u otras personas lo harán en su lugar. De esta manera, si es escritor, esta aplicación le permite enfocarse en aspectos más importantes para las cuales no hay tiempo cuando está trabajando en los detalles.

- ¿Quiénes están trabajando en este proyecto?

- Recibo mucha colaboración de las universidades de Michigan y de California en Berkeley. Además, cuento con el apoyo de profesores y algunos graduados del MIT también.

- ¿Por qué se llama Soylent este proyecto?

- El nombre hace referencia a una película llamada "Soylent Green" protagonizada por Charlton Heston y lo tomamos como una humorada. En el film, hay un producto que la gente bebe llamado "Soylent Green", y el personaje de Heston descubre que esta bebida está hecha de personas, por lo tanto las "personas beben personas" cuando toman Soylent Green. Y tomamos este concepto, dado que nuestro proyecto está hecho de personas, empoderado por personas.

- ¿Por qué eligieron trabajar con Microsoft Word y no con otros procesadores de texto?

- Por diversas razones. Cuando haces una investigación, puedes elegir cualquier plataforma que quieras, pero nosotros queríamos usar una que fuera accesible a muchas personas. Originalmente, yo estaba interesado en trabajar con Google Docs, pero era muy difícil programar alguna extensión, dado que es un sistema aún inmaduro. Lo mismo pasó con OpenOffice, aunque se está volviendo más estable con el tiempo. Pero Microsoft Word es el que tiene mejor desarrolladas las aplicaciones y las interfases para que los programadores puedan realizar cambios. Además, está el beneficio que al construir para este procesador nos ponemos en las manos de muchísimas personas. Si ésta resullta ser una "buena idea", dado que se pueden hacer cosas que ningún editor de texto puede hacer por sí mismo, queremos inspirar a otras personas para que desarrollen algo similar en OpenOffice o en otros editores de texto.

- ¿Cómo pueden los usuarios acceder a Soylent en Microsoft Word?

- Es un "add-on" o extensión. Por el momento, estamos en etapa "beta", por lo que es necesario registrarse en nuestro sitio web, descargar el instalador como con cualquier otro programa, hacer doble clic y Soylent se agrega por sí mismo a Microsoft Word. Aparecerá una pestaña que se agrega al procesador de texto, y al hacer clic, la aplicación estará operando y agregará botones a la interfaz del editor.

- ¿Por qué eligieron Mechanical Turk para trabajar?

- Mechanical Turk es probablemente el mercado de crowdsourcing más maduro, aunque existen otros, con personas más expertas. Pero si el usuario necesita que las tareas se completen en cualquier momento del día y relativamente rápido, es una buena herramienta. Además, sus aplicaciones son sencillas para trabajar y lograr integración. De momento, nos interesa ver hasta dónde podemos llegar con Mechanical Turk trabajando con personas "no expertas", sobre todo porque es bastante barato y es realmente posible pagarle a otros por tareas que no somos capaces o no tenemos tiempo de realizar.

Estamos tratando de crear una buena experiencia de usuario con la integración de crowdsourcing en aplicaciones, y como se trata de una investigación, no estamos ganando dinero.

- ¿Por qué creen que el crowdsourcing es una fuente confiable para editar textos cuando no es posible controlar la experiencia que tienen las personas en este tipo de tareas?

- En realidad no pensamos eso, porque parte de lo que hacemos a través de herramientas como Soylent es generar técnicas para obtener calidad del crowdsourcing. Una de las piezas más importantes de Soylent es la llamada Find-Fix-Verify (Encuentra-Arregla-Verifica), que es un proceso de tres etapas al que el texto es sometido y apelamos a que las personas que editan el escrito reconocerán más o menos los mismos errores.

En la primera etapa, los usuarios identifican aquellas áreas de texto que pueden o deben ser corregidas, pero sólo las marcan. Luego, el segundo paso consiste en que los errores marcados y consensuados se corrigen, y entre 3 y 5 personas escriben una versión ideal y más corta del texto a corregir. Finalmente, en la etapa de verificació, se hace un control de calidad, dado que se le han aplicado sugerencias y arreglos al texto que también pueden contener errores. La idea es devolverle al autor original un texto sin los errores iniciales ni extras.

- ¿Creen que Soylent será útil en áreas como el periodismo?

- Sí, y de hecho ha concitado mucho interés entre los periodistas y también hemos visto que muchos están preocupados de quedar sin trabajo. Con Soylent, nosotros queremos quitar un poco de ese trabajo tedioso y aburrido, y darles más tiempo para ocuparse de los aspectos duros y relevantes de sus reportajes. Lo que queremos es que las personas se dediquen a aquello que les parece más importante, y que otros se ocupen de si tiene la extensión adecuada o no contiene errores.

- En ese sentido, ¿ya han pensado en comercializar este producto? ¿Qué precio tendría?

- La verdad es que no tengo interés más allá, ni tampoco de formar una compañía en base a esto. Por ahora, sólo me interesa hacerlo útil y accesible a la mayor cantidad de gente y estoy trabajando para que eso sea posible. Por ahora el acceso es cerrado porque estamos verificando que no tenga fallas o bugs, pero dentro de un mes espero ponerlo a disposición de todas aquellas personas que quieran descargarlo desde internet y probarlo.

Si tuviera que ponerle un precio, eso va a depender de cuánto deba pagarle a los trabajadores, y por ahora ese arreglo oscila entre 13 centavos por párrafo y 25 centavos por párrafo, según la rapidez con que necesites resultados de vuelta. Y por ahora, ese es el pago que nos interesa que exista.

- ¿Cuántas personas de Mechanical Turk se requieren para editar un texto?

- Dado que nosotros miramos los textos por párrafo, y separamos el proceso en tres etapas, requerimos 10 personas para el paso "Find", 5 personas en "Fix" y 5 personas en "Verify", por lo que serían como mínimo 20 personas. Es un gran número, pero cada una de ellas realiza pequeñas partes del trabajo que les toma menos de un minuto. Y si hablamos de un texto de más párrafos, por ejemplo, una página, te das cuenta que cientos de personas están trabajando en él, lo que es bastante impresionante.

- ¿Han considerado crear algún otro producto como Soylent? Por ejemplo, algún editor de video, audio o imagen...

- Claro que sí, y de hecho, hace un tiempo estoy trabajando en una cámara, tomando la idea de que se pueda trabajar en la edición el tiempo real. La tesis es que se pueda usar desde un teléfono y en lugar de tomar sólo una fotografía, se graben unos 10 segundos de película con diferentes poses o ángulos. Luego de algunos minutos de captar la película, el usuario recibiría de vuelta la mejor fotografía, y en lugar de tomar cientos de fotos hasta hallar la adecuada, el sistema lo hace. De momento le llamamos "Adrenaline".

- ¿En qué otros proyectos como Soylent y Adrenaline trabajan?

- En esta investigación tenemos algunos colaboradores que están creando extensiones para Soylent. Por ejemplo, uno de ellos trabaja en una funcionalidad para encontrar qué partes de tu texto es difícil de comprender, por lo que sería muy útil tener una suerte de "mapa de calor" que marque aquellas zonas que son complicadas de entender en un texto. Y algo en lo que me gustaría trabajar y que nadie lo está elaborando, es una funcionalidad que implique alternativas. Por ejemplo, si lográramos implementar Soylent en Wordpress y el usuario es un blogger que tiene tres alternativas para titular un post, pueda obtener ayuda para tomar esa decisión.

- ¿Por qué el interés en el crowdsourcing?

- Es un campo muy interesante para trabajar, y como investigador creo que se puede hacer a los computadores y a las interfases de usuario mucho más ricas y poderosas si se les integra directamente a las masas. Ese es el punto que quiero lograr con Soylent.

Autores

Tamara Toro