Pasar al contenido principal
Los atractivos de Vietnam para convertirse en el nuevo Silicon Valley
Miércoles, Febrero 17, 2016 - 11:01

En el país existe hoy una generación bien formada, el mercado crece y los grandes de la tecnología ponen los ojos en el país. ¿Cuál es la clave de este éxito?

Por Pablo Bejerano para ThinkBig. Cada poco tiempo aparecen ‘nuevos silicon valleys’ y cada vez con más frecuencia aparecen en lugares más remotos. La ciudad de Ho Chi Minh, en Vietnam, también empieza a sonar con fuerza para competir con este título. El crecimiento del mercado en el país, así como el surgimiento de una generación preparada han hecho que algunas empresas giren la cabeza hacia la antigua Saigón, a medida que el caldo de cultivo se enriquece.

Algunas empresas de primer orden dentro del sector tecnológico, como Intel o Samsung, tienen oficinas en Ho Chi Minh, la ciudad que fuera la capital de Vietnam del Sur tras la independencia de Francia y, durante la colonia francesa, la capital de Cochinchina. Por aquel entonces, así como durante la Guerra de Vietnam, se conoció como Saigón, un nombre que se ha quedado grabado en la conciencia de sus habitantes.

Ho Chi Minh cambió de nombre en las postrimerías de la Guerra de Vietnam en honor al dirigente comunista y artífice de la independencia del país. Hoy es uno de los mercados de Internet que más rápido crecen. Si hace diez años había cuatro millones de usuarios de Internet ahora hay más de 40 millones. Si nos remontamos de nuevo a esa fecha no veríamos  prácticamente ningún smartphone y hoy existen más de 30 millones.

En Vietnam existe hoy una generación bien formada, lo que convierte al país en un lugar atractivo para buscar talento, mientras que la generosa política de incentivos fiscales sirve de estímulo a la creación o asentamiento de empresas. La naciente industria del país espera atraer en un futuro cercano más de una veintena de compañías y 1.500 millones de dólares de inversión.

El ecosistema de startups en Vietnam está removiéndose y existen casos de éxito como VNG, que en 2014 se valoró en US$1.000 millones. Y también ayudan los gestos. Sundar Pichai, CEO de Google, visitó el pasado diciembre el país y anunció que ayudaría a formar a 1.400 ingenieros locales.

El lugar de Ho Chi Minh que se convertiría en el nuevo Silicon Valley no está lejos del centro de la ciudad. Algunas de las cabezas visibles de la industria tecnológica en el país planean construir edificios altos e infraestructuras de recreo, como un parque e incluso pistas de tenis y un campo de golf.

Todo ello en un país de 90 millones de habitantes, cuya organización política gira en torno al Partido Comunista de Vietnam, que dicta sus directrices al gobierno de la nación. En lo que se refiere al aspecto económico hace ya tres décadas que el país se decantó por introducir elementos de mercado, dejando de lado la planificación basada en la concepción marxista.

Autores

Think Big