Pasar al contenido principal
Nikon presenta sus primeras cámaras compactas sin espejo
Miércoles, Septiembre 21, 2011 - 10:44

Los dispositivos apuntan a la portabilidad sin la pérdida de calidad, permitiendo tomar fotos de nivel semiprofesional evitando cargar con las grandes cámaras para expertos

 

Tokio. Nikon presentó el miércoles sus primeras cámaras sin espejo, derrotando a su eterna rival, Canon, en el mercado naciente de cámaras pequeñas con lentes intercambiables, donde otros fabricantes han tenido éxitos dispares.
 
A un precio de 70.000 yenes (unos US$915) y 105.000 yenes, la Nikon 1 J1 y la Nikon 1 V1 saldrán a la venta el 20 de octubre, dijo la compañía en la presentación en un hotel en Tokio, a la que asistieron modelos, actores y la estrella de la televisión japonesa Takuya Kimura.
 
"Se está desarrollando un nuevo mercado entre la gente que cree que una cámara compacta no es lo suficientemente buena", dijo a la prensa Yasuyuki Okamoto, jefe de la división de imagen de la compañía, añadiendo que ve como principal atractivo de la cámara su pequeño tamaño.
 
Nikon y Canon dominan el mercado de las cámaras réflex usadas por fotógrafos profesionales y aficionados. Las cámaras sin espejo ofrecen muchos de los beneficios de estos modelos de alta gama en cuerpos más pequeños.
 
Tienen grandes sensores que ofrecen una buena calidad de imagen, pero no visores ópticos, permitiendo a los fabricantes dejar un cuerpo de la cámara más pequeño y ligero al no poner espejo en la estructura.
 
El nuevo formato es popular en Japón, donde los consumidores tienden a valorar los productos portátiles, pero hasta ahora no se han vendido tan bien en América del Norte y Europa.
 
Las cámaras sin espejo representaron el 31% del total de las ventas de modelos de lentes intercambiables en Japón en 2010, pero sólo un 10% en Estados Unidos, según la empresa de investigación IDC.
 
Los despachos al mundo alcanzaron los 2,1 millones de unidades en 2010, pero IDC está revisando sus previsiones para 2011, que dice que dependerán de la entrada de otras empresas y de las condiciones económicas.
 
"Se está volviendo un mercado complicado", dijo Chris Chute, gerente de investigación a cargo de la imagen digital en IDC. "Está claro que mientras que al sector sin espejo le va bien en Japón y en algunos otros países y en Occidente enfrenta obstáculos", añadió.
 
IDC añadió que la entrada de una empresa grande como Nikon podría levantar al sector, pero dijo que el precio sería un factor importante y que es más probable que se venda bien en el rango entre US$500 y US$800.
 
"No vemos grandes posibilidades de éxito de un modelo sin espejo con un alto precio", dijo.

Autores

Reuters