Pasar al contenido principal
Smartphones anteriores al Samsung Galaxy Note 7 también podrían ser peligrosos
Lunes, Octubre 24, 2016 - 08:01

La demanda presentada en California, Estados Unidos, acusa a la compañía de ofrecer tecnología peligrosa desde hace años y tener conocimiento de ello.

Por Itzel Carreño para Mediatelecom. Una nueva demanda interpuesta ante la compañía coreana Samsung, asegura que el Galaxy Note 7 no es el único smartphone de la marca propenso a explosiones, ya que expone el caso de un Galaxy S6 Active, que causó quemaduras a su usuario, informa The Guardian.

La demanda presentada en California, Estados Unidos, acusa a la compañía de ofrecer tecnología peligrosa desde hace años y tener conocimiento de ello, “decidieron ocultar el problema al público...a pesar de conocer el riesgo previsible y predecible de que el teléfono  puede sobrecalentarse, incendiarse y destruirse, presentando un riesgo de lesión o daño grave”.

El documento presentado explica que la explosión se suscitó la madrugada del 2 de agosto de 2016, el teléfono se encontraba en un mueble junto a la cama donde dormía una pareja con su pequeña hija, las llamas alcanzaron una altura de entre 4 y 5 pulgadas y ocasionaron que toda la habitación se llenara de humo. El suceso terminó con  quemaduras al padre de familia y una pila de metal, plástico y vidrio retorcidos.

El caso alega por lo daños físicos pero también por el trauma emocional ocasionado por la explosión de un teléfono en su propia casa.

El caso se da conocer en medio de la crisis causada por las explosiones del Galaxy Note 7, se han registrado más de 90 casos de daño producido por el teléfono, provocando la suspensión de su venta y producción.

El telefóno además fue prohibido en aerolíneas de todo el mundo, por lo que el gigante coreano se vio obligado a colocar en los aeropuertos puntos para que los usuarios puedan intercambiar el dispositivo o reciban un reembolso antes de abordar el avión; lo cual es indispensable, ya que los pasajeros que porten un Galaxy Note 7 estarán sujetos a una multa de hasta 180 mil dólares y podrían ser encarcelados por hasta 10 años de prisión.

A pesar de ello, diversos propietarios de dicho dispositivo han reportado que la compañía no ha logrado compensar por los daños.

La demanda incluye reportes de más de 30 consumidores que se remontan a 2011 e indican un calentamiento significativo del teléfono. Mencionan problemas con los dispositivos: Galaxy S2, Galaxy Tab 2, Galaxy Tab 3, Galaxy S3, Galaxy S4 Active, Galaxy S5, Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge.

“A medida que las baterías progresaron y se volvieron más poderosas, las consecuencias se volvieron más significativas” declaró Gene Stonebarger, abogado del caso.

Samsung no ha dado declaraciones al respecto, pero tan sólo la semana anterior la compañía dijo que  debido al fracaso del Galaxy Note 7 podría enfrentar pérdidas de 5.3 mil millones de dólares en los siguientes seis meses; cifra que podría aumentar significativamente de comprobarse el riesgo en sus modelos anteriores.

Autores

Mediatelecom Agencia Informativa