Pasar al contenido principal
Uruguay: Empresas emitirán facturas en formato digital
Martes, Septiembre 6, 2011 - 09:00

La DGI puso en marcha un plan piloto por el cual un grupo de 20 empresas que emiten unas 40 mil facturas al año trabajaran con boletas electrónicas

 

La Dirección General Impositiva (DGI) lanzó el mecanismo de factura electrónica que quedará operativo en las próximas semanas, proyecto que fue definido como “el más importante de este quinquenio” por el titular del ente recaudador, Pablo Ferreri.
 
El plan piloto, que incorporará en primera instancia a una veintena de empresas de varios rubros de actividad, permitirá procesar más de 40 millones de operaciones sobre un total de 565 millones anuales, lo que implica que cerca de 7% de las transacciones será documentada de forma digital. 
 
La operativa permitirá simplificar el trámite para el contribuyente –que obtendrá en forma online y al instante la habilitación de la factura emitida, el envío al cliente y el registro ante la DGI–, abaratando los costos, aumentando la seguridad y facilitando el rol de control de Impositiva, explicó Ferreri en conferencia de prensa. 
 
En las próximas semanas se habilitará la plataforma web para testear el sistema, que incorporará en principio a la Cámara de Supermercados (Tienda Inglesa, Devoto, Disco Geant, Ta-ta, Multiahorro, Macromercado y El Dorado), además de a algunos de sus principales proveedores, como el caso de Conaprole, Unilever y Sebamar. Además, participará del proceso de prueba ANTEL, que es el principal emisor de facturas del país, y prestadoras de crédito al consumo como Pronto!, Creditel e Italcred, informó Ferreri a El Observador.
 
La selección de empresas se realizó de manera de conformar una combinación de transacciones empresa-empresa y empresa-consumidor final, que abarque la mayor cantidad de casos posibles.
 
El propósito del plan piloto será probar el sistema en lo que resta de este año, y a partir de 2012 iniciar la inclusión paulatina de las cerca de 250 empresas que integran el grupo de grandes contribuyentes, que representan la mitad de la facturación que procesa la DGI.
Además se prevé habilitar al mismo tiempo la integración voluntaria al sistema de cualquier otra firma, sin importar su tamaño, incluyendo las pymes.
 
En tanto, a partir de 2013 se comenzará la inclusión obligatoria, que se irá definiendo en función del porte de las compañías o de giros de actividad. En ese marco, se priorizará el criterio de formalización y reducción de evasión en los sectores considerados de mayor riesgo, confirmó Ferreri.
 
El Comprobante Fiscal Electrónico (CFE) contará con un formato preestablecido por la DGI que tendrá la misma validez legal y tributaria de las facturas y otros documentos con soporte en papel.  
 
El emisor deberá enviar a DGI de forma individual el e-ticket y sus notas de corrección superiores a un monto definido y demás tipos de CFE. Además, enviará un reporte diario de documentos emitidos a través de canales web seguros o mediante archivos encriptados. Una vez recibidos, el ente recaudador acusará recibo y validará la documentación.
 
Los documentos emitidos y recibidos de forma electrónica por el contribuyente deberán ser mantenidos a disponibilidad de DGI por el mismo período que los comprobantes emitidos por métodos tradicionales.

Autores

observa.com.uy