Pasar al contenido principal
AstraZeneca vende otra de sus patentes de medicamento
Martes, Marzo 1, 2016 - 12:08

La farmacéutica está privilegiando la inversión en nuevos medicamentos oncológicos, aunque uno de ellos acaba de probar no ser útil en terapia sin acompañamiento. 

Reuters. AstraZeneca ha vendido los derechos de un fármaco no subyacente a una unidad de Kyowa Hakko Kirin por un pago inicial de US$ 70 millones, un día después de recibir US$ 500 millones por dos medicamentos para el envejecimiento del corazón.

La farmacéutica británica se ha estado despojando de productos periféricos para ayudar a pagar las facturas, ya que invierte en nuevos medicamentos, teniendo un golpe en sus ganancias por la pérdida de la protección de patentes de antiguos éxitos de taquilla.

Dichas desinversiones u ofertas de "externalización", contribuyeron US$ 1,1 mil millones a los ingresos del año pasado y la compañía ha dicho que la cifra será probablemente mayor en 2016.

Bajo el último acuerdo,  ProStrakan, subsidaria de Kyowa,  está adquiriendo los derechos europeos de Moventig, que se utiliza para tratar el estreñimiento inducido por opioides, dijo el martes AstraZeneca.

Además del pago inicial, ProStrakan también pagará royalties de dos dígitos a AstraZeneca por niveles e hitos relacionados con la venta y la puesta en marcha de Moventig en ciertos mercados.

La inversión en oncológica

Un medicamento de AstraZeneca seguido de cerca, no logró extender la vida de los pacientes con mesotelioma, un cáncer poco común, cuando se administra por sí solo, pero el fabricante de medicamentos dijo que aún cree que el medicamento tiene un papel que desempeñar en la combinación de tratamientos.

El mesotelioma es una forma mortal de cáncer que afecta el revestimiento de los pulmones o el abdomen. Los pacientes suelen vivir sólo de 9 a 12 meses después del diagnóstico inicial.

En un ensayo clínico, tremelimumab no cumplió con el objetivo de mejorar la supervivencia global en pacientes con mesotelioma difíciles de tratar, cuya enfermedad ya había sido tratada sin éxito con fármacos estándar, dijo el lunes AstraZeneca.

Las acciones de la compañía cayeron un 2,2% tras la noticia.

"Estamos decepcionados de que la monoterapia de tremelimumab no demostró un beneficio de supervivencia en esta población de pacientes sin medicamentos aprobados más allá del tratamiento de primera línea", dijo Robert Iannone, jefe de inmuno-oncología de la compañía.

"Sin embargo, seguimos confiando en la actividad clínica de tremelimumab en combinación."

Tremelimumab también está siendo probado en combinación con otro de los medicamentos de estimulación inmunológica de AstraZeneca llamados durvalumab en múltiples tipos de tumores, incluyendo el cáncer de pulmón de células no pequeñas.

AstraZeneca se basa en gran medida en los nuevos medicamentos contra el cáncer para impulsar el crecimiento a largo plazo y reemplazar la pérdida de ventas de los productos más antiguos que se van fuera de patente.

Sus grandes apuestas de oncología están en el campo de la inmunoterapia, o medicamentos que estimulan las defensas del sistema inmune natural del cuerpo para combatir las células cancerosas.

Sin embargo, el grupo con sede en Gran Bretaña se enfrenta a la dura competencia de varios rivales, incluyendo Bristol-Myers Squibb, que ha tomado la delantera en la carrera por dominar la nueva área sensible de la medicina del cáncer.