El enviado a Oriente Medio, Tony Blair, exhortó este miércoles a Israel a terminar su embargo sobre la Franja de Gaza, regida por Hamas, calificándolo como "contraproducente".

Israel enfrenta una condena extendida por las nueve personas que murieron el lunes tras su ataque contra un buque turco que se dirigía hacia el enclave palestino para romper el bloqueo sobre el enclave palestino, pero que aún se encontraba en aguas internacionales.

"La política de Gaza es contraproducente y lo que (Israel) debería hacer es permitir el ingreso de material para reconstruir casas, infraestructura sanitaria, sistemas de energía y de aguas y permitir que las empresas florezcan", dijo Blair a Reuters durante una entrevista en Belén.

El embargo no le ayuda a Israel a recuperar a un soldado secuestrado por Hamas desde el 2006, indicó. "Tampoco podemos dañar la posición de Hamas perjudicando a la gente en Gaza", señaló.

"La gente es perjudicada cuando la calidad del servicio es pobre y la gente no puede trabajar", dijo Blair, enviado a palestina del Cuarteto de potencias internacionales que busca la paz en Oriente Medio.

Respecto a la reapertura de la frontera en lado egipcio, dijo: "Reconocen la razón humana para hacer un mayor uso del cruce de Rafah".

Naciones Unidas dice que el bloqueo ha llevado a una crisis humanitaria para los 1,5 millones de palestinos en Gaza. Pero el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, insistió el miércoles en la necesidad del embargo para evitar que Hamas consiga armas.

Israel niega la existencia de una crisis humanitaria en Gaza y dice que permite el ingreso de alimentos e insumos médicos, mientras impide el de bienes que teme Hamas pueda utilizar para la guerra, entre ellos el concreto y el acero.