Pasar al contenido principal
Brasileña Eneva compra la usina térmica de Celse por US$ 1.280 millones para crear un hub de gas
Miércoles, Junio 1, 2022 - 08:58

Según el acuerdo anunciado por las compañía, Eneva se quedará con 100% de las acciones de la controladora del proyecto termoeléctrico, Centrais Elétricas de Sergipe Participações, propiedad de las norteamericanas New Fortress Energy y Ebrasil Energia.

Eneva anunció este martes un acuerdo para adquirir Celse, una de las centrales termoeléctricas a gas en operación más grandes de América Latina, por 6.100 millones de reales (unos US$ 1.280 millones), en una transacción que amplía su cartera de activos de generación y posiciones para crear un hub de gas frente a la costa brasileña.

El acuerdo anunciado prevé la compra, por parte de Eneva, del 100 por ciento de las acciones de la controladora del proyecto termoeléctrico, Centrais Elétricas de Sergipe Participações (Celsepar), que ahora es propiedad de las norteamericanas New Fortress Energy y Ebrasil Energia.

Considerando las deudas que asumirá Eneva, de 4.100 millones de reales (unos US$ 827 millones), el valor de la operación alcanza los 10.200 millones de reales (US$ 2.057 millones).

Ubicada en Barra dos Coqueiros, en el litoral de Sergipe, Celse tiene 1,59 gigavatios (GW) de capacidad instalada, equivalente al 15% de la demanda energética de la región Nordeste.

El emprendimiento tiene su energía íntegramente contratada en el mercado regulado, con contratos vigentes hasta diciembre de 2044, con derecho a una renta fija anual de 1.900 millones de reales (US$ 383 millones), indexada al IPCA y más una renta variable equivalente a 406,2 reales (US$ 82,9) por megavatio-hora (MWh).

La planta funciona con gas natural licuado (GNL) importado y se abastece a través de una Unidad Flotante de Almacenamiento y Regasificación (FSRU), que permanecerá fletada a Celse hasta 2044, con una capacidad de hasta 21 millones de metros cúbicos por día, de los cuales 6 millones se dedican a térmica – según Eneva.

Hoy, la compañía ya opera proyectos de producción de gas en tierra asociados a la generación de electricidad, en el modelo “reservoir-to-wire”, además de centrales eléctricas a carbón. Recientemente, completó la compra de una generadora y comercializadora de energía renovable, agregando energía solar a su cartera.

Eneva también destacó que el nuevo activo garantiza el acceso a gas importado e infraestructura con capacidad disponible que “permite gestionar la flexibilidad del suministro con confiabilidad”, contribuyendo a su expansión en el segmento de comercialización de gas.

Según el comunicado de la compañía, el acuerdo también implica la compra de una tubería adicional de 3,2 GW de proyectos de expansión de plantas.

Autores

Reuters