México D.F. Anualmente, los carteles de droga mexicanos hacen operaciones de lavado de dinero de entre US$19 mil millones y US$29 mil millones anuales.

De este dinero, 90% entra en efectivo desde Estados Unidos a México y casi 50% llega al sistema financiero.

Así lo indica un estudio elaborado por EE.UU. y México acerca de la forma en que operan las redes financieras del crimen, que fue dado a conocer por el subsecretario del Departamento de Seguridad Interna estadounidense del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), John T. Morton.

El documento explica que los fondos que pasan de Estados Unidos a México, se destinan “para sostener las operaciones de las cada vez más violentas y atrevidas empresas criminales involucradas en el tráfico de drogas”.

El análisis es un paso relevante para mejorar el intercambio de información de inteligencia y tomar medidas para frenar el flujo de efectivo, el tráfico de armas, drogas y personas, señaló El Universal.

Según el funcionario estadounidenses, en Estados Unidos las organizaciones criminales tienen puntos de recolección “en los que se consolidan las ganancias que obtienen por la venta de droga al menudeo”, para después trasladarlos a la frontera.

Las áreas en las que se recolectan las ganancias que obtienen los cárteles mexicanos son Chicago, Nueva York, Charlotte, Atlanta y Los Ángeles.

En tanto, Phoenix, Tucson, El Paso, Dallas y Houston forman parte de la ruta, donde los recursos recolectados son reducidos para facilitar su tráfico hacia México.

En México las ciudades de destino del dinero son Culiacán, Monterrey y Guadalajara.

También los aeropuertos internacionales de Guadalajara, Ciudad de México y Cancún, son utilizados para enviar recursos a Panamá, Colombia y Venezuela.

Para traficar las remesas ilegales, los carteles contratan a personas para que pasen cantidades menores por la frontera.

Sin embargo, también se relaciones con personas “para transportar las ganancias ilícitas a través de compañías de envío de dinero, como Western Union”.

Otro mecanismo utilizado es el uso de tarjetas de débito que permiten obtener efectivo de cajeros automáticos en cualquier lugar del mundo y sin cambios de divisas.

Carlos Pascual, embajador de Estados Unidos en México explicó que “75% de las transacciones económicas que se realizan en México son con pago en efectivo, de ahí podemos ver por qué va a ser importante que se tengan restricciones sobre cómo utilizar el efectivo o el requerir que las grandes compras estén acompañadas con certificados notariales que se reporten a Hacienda´´.