Pasar al contenido principal
Casa de Montecristo: elegancia entre whisky y cigarrillos
Martes, Julio 12, 2016 - 15:22

En Miami, los visitantes del distrito financiero de Brickell disfrutan del concepto de "relajación sofisticada" en un exclusivo bar.

Aún se respira el aroma de los primeros tabacos fumados en Casa de Montecristo, un lujoso bar donde se combinan dos selecciones que definen la elegancia y el buen gusto: el whisky y el cigarillo.
 
Para beneplácito de quienes prefieren acompañar sus copas con un habano importado, PrimeCigar llegó a Miami en asociación con Altadis EEUU para abrir recientemente un lugar en la torre residencial Millicento, del distrito financiero de Brickell.
 
Inspirado en las lecciones y la experiencia de su padre, Ryan Leeds encontró a quien sería un socio con iguales gustos, Jason Reznik, y juntos crearon la primera tienda en Boca Raton, un espacio donde los cigarillos se combinan con el vino. Esta idea fue la antesala de una receta que llegó hasta New Jersey donde se abrió una segunda locación.
 
"Nuestro objetivo con el primer cigar bar, era crear un entorno donde los amigos y colegas pudieran pasar tiempo de calidad. Queríamos un lugar donde padres e hijos pudieran crear el mismo tipo de experiencias que mi padre y yo compartimos", asegura Ryan Leeds.
 
 
Al momento de su fundación los iniciadores de esta exitosa cadena solo pensaban en un sitio donde disfrutar lo que ellos preferían. La idea bien recreada atrajo a no pocos amantes de los mismos gustos, lo que impulsó el éxito de manera inmediata.
 
La marca reconocida ya entre los fumadores defiende el concepto de "relajación sofisticada". En la exclusividad de su bar se dispone de un humidor, una barra de 4,700 pies cuadrados equipada con una completa colección de los más selectos whiskies.
 
Cual santuario del buen gusto que es elegido para pasar momentos memorables, la Casa de Montecristo cuenta con muebles a medida y elementos de diseño que aportan elegancia al salón del miembro y a una sala privada para juntas donde es posible fumar un cigarro y beber whisky creando lazos indisolubles de amistad o romance.
 
Para los más exigentes paladares está concebida la habitación del “colector de la vendimia". Allí encontrará cigarros únicos y de época, de las marcas más conocidas a nivel mundial. Para lograr un control total del mantenimiento de la calidad, el lugar cuenta con un sistema inteligente de aire que garantiza el estado de la técnica.

Autores

Diario Las Américas/ Lifestyle