Zúrich. LafargeHolcim tiene como objetivo crecer más rápido que el mercado en general y reducir sus costos en virtud de un plan quinquenal anunciado el viernes por el nuevo presidente ejecutivo del mayor fabricante de cemento del mundo.

La estrategia fue dada a conocer cuando LafargeHolcim reportó una pérdida neta de 3.100 millones de francos suizos (US$3.300 millones) en el cuarto trimestre, golpeada por un cargo por deterioro de 3.800 millones de francos (US$4.020 millones).

    Las acciones de LafargeHolcim caían un 6,58% a las 1230 GMT, lo que se suma a las pérdidas que ha sufrido la cementera desde la "fusión entre iguales" de la francesa Lafarge y la suiza Holcim en 2015.

    La nueva estrategia a cinco años apunta a un crecimiento anual de las ventas del 3 al 5%, un alza del EBITDA recurrente de al menos 5%, una mejora en el flujo de caja libre a más del 40% del EBITDA y un aumento del retorno sobre el capital invertido a más de un 8 por ciento.

 La renovación podría incluir concentrarse en menos mercados para enfocarse en Estados Unidos, América Latina, India y África como sus principales opciones.

    El presidente ejecutivo Jan Jenisch, quien se unió a la compañía en septiembre pasado, dijo que con la fusión completa y un mercado de materiales de construcción en expansión, era el momento adecuado para enfocarse en el crecimiento.

    "La fusión la hemos dejado atrás (...) fue un esfuerzo y no uno sencillo. Los materiales de construcción es un mercado que está creciendo por encima del PIB a nivel mundial, por lo que podríamos esperar que los materiales de construcción crezcan de 2 a 3%", dijo Jenish a periodistas.

"Con nuestras sólidas posiciones en el mercado, tenemos que crecer por encima del mercado", añadió.

    La renovación podría incluir concentrarse en menos mercados para enfocarse en Estados Unidos, América Latina, India y África como sus principales opciones.