Pasar al contenido principal
Chefs: Mientras más famosos, más insalubres
Viernes, Diciembre 16, 2016 - 09:57

Estudio que analizó las prácticas de higiene de 24 chefs famosos en 100 espectáculos de cocina revela que lo lindo y espectacular puede ser sucio y enfermarnos.

Kansas State University / Clúster Salud.  Si quiere que los platos que cocina en su casa sean sanos, no imite a esos cocineros famosos que aparecen en los canales gourmet o en lo matinales televisivos. Porque todo lo lindo que se ve con esos ingredientes casi perfectos, es bastante menos lindo si se mira con un microscopio.

Al menos, es lo que aconsejan los expertos en seguridad alimentaria de la Universidad Estatal de Kansas, Edgar Chambers IV y Curtis Maughan. Ellos, junto con Sandria Godwin, de la Universidad Estatal de Tennessee, publicaron recientemente "Comportamientos de seguridad alimentaria observados en chefs famosos a través de una variedad de programas" en el Journal of Public Health.

Lo de ellos no es envidia por el presunto estilo de vida glamoroso que los medios nos transmiten de los chefs. Se trata de evidencia. Para encontrarla vieron 100 espectáculos de cocina con 24 chefs famosos y encontraron horrores, no de sabor, sino sanitarios al por mayor.

"Veintitrés por ciento de los chefs se lamían los dedos. Eso es terrible", dice Chambers, profesor y director del Centro de Análisis Sensorial de la Universidad Estatal de Kansas. "El veinte por ciento tocó su pelo o ropa sucia o cosas y luego tocó la comida de nuevo”, agrega.

Aunque parezca poca cosa, los riesgos más comunes para los alimentos de los cocineros incluyen la falta de lavado de manos, no cambiar las tablas de cortar entre la carne cruda y las verduras que no se cocinarían, y no usar un termómetro de carne para verificar cuando está bien cocida .

Sucede que “lavarse las manos no es cosa de una sola vez”, recuerda Chambers. En el trabajo, “vimos que algunos cocineros se lavaban las manos al principio, antes de preparar la comida, pero no se lavaron las manos durante la preparación de los alimentos cuando deberían” hacerlo.

Por supuesto, esto no está modelando un buen comportamiento para los espectadores. El propósito de los cocineros famosos es entretener y educar sobre las técnicas de preparación de alimentos y dar sugerencias de cocina útiles, a su juicio, y deben incluir prácticas adecuadas de seguridad alimentaria.

Hay algo paradójico en este asunto de las celebridades  cocinera. Por un lado, “escuchamos acerca de los problemas de seguridad de los alimentos sucios o cuando algo ha pasado a través del sistema alimentario”, pero los chefs famosos parecen no ser responsables en estos temas. Muchas veces “cuando la gente piensa que tienen la gripe estomacal de 24 horas, es a menudo de prácticas de preparación de alimentos pobres”, prácticas que aprendió mirando el smartphone o la televisión.

Según el estudio, aproximadamente uno de cada seis estadounidenses están expuestos a enfermedades transmitidas por alimentos cada año, lo que puede afectar económica y socialmente a los consumidores. Para evitarlas, prácticas promovidas por Fight Bac! , la campaña de educación para la inocuidad de los alimentos de los consumidores, que los investigadores utilizaron para evaluar las prácticas de seguridad alimentaria de los chefs, pueden ayudar a mejorar la salud pública.

Los cocineros mismos pueden ayudar. Y mucho. “Todos los chefs famosos tienen que hacer es mencionar estas cosas a medida que avanzan:" Recuerde lavarse las manos "," No se olvide de cambiar su tabla de cortar, "o" Me lavé las manos aquí ", cosas que  algunos chefs sí hicieron “, pero no la mayoría, dijo Chambers. "No tienen que mostrarlo en la televisión, pero deben recordar a los espectadores que hay problemas de seguridad involucrados en la preparación de alimentos."

Ningún chef recibió una puntuación perfecta, pero los investigadores notaron que algunos eran más cuidadosos en la cocina. Chambers dice que los espectadores pueden conocer la seguridad alimentaria adecuada, pero debido a que las personas son criaturas de hábito, pueden confiar en prácticas que están familiarizados, en lugar de adoptar recomendaciones seguras. Los cocineros famosos pueden ayudar a que los espectadores tengan más probabilidades de usar sus prácticas de seguridad alimentaria.

Porque, en esta era del espectáculo y la “instagramidad”, comienza a olvidarse que los alimentos, más que sabrosos, lindos, espectaculares y wasapeables, deben ser nutritivos y, sobre todo, no enfermarnos.