Este viernes, el ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, acudió hasta la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para presentar la dúplica en el caso que enfrenta a Chile y Bolivia, sobre la eventual obligación de negociar un acceso al océano Pacífico.

El canciller entregó el documento con los argumentos de nuestro país a la réplica presentada por los altiplánicos el 21 de marzo. Con esta dúplica, que pone fin a la parte escrita, el proceso entrará en su fase oral en una fecha todavía por determinar.

Antecedentes. La Paz llevó a Santiago ante La Haya en 2013 para que el tribunal internacional se pronuncie sobre una eventual obligación de Chile a negociar un acceso “soberano” al océano reclamada por Bolivia.

Bolivia perdió esta salida en una guerra librada a fines del siglo XIX y que es el origen de todas las disputas diplomáticas entre ambos países, que mantienen interrumpidas sus relaciones diplomáticas desde marzo de 1978.

A esta disputa marítima, el gobierno chileno sumó un nuevo frente en 2016 en la CIJ, cuando llevó el caso de las aguas del Silala, considerado por nuestro país como un río internacional cuyos derechos de uso son compartidos.

Bolivia, en cambio, acusa a Chile de haber desviado artificialmente el curso de esas aguas, al cual consideran como un manantial, y de no haber pagado por ello.