El presidente de la Asociación Nacional de Aseguradores de Chile, Mikel Uriarte, afirmó que el reciente terremoto que sacudió al país es “la catástrofe más grande para la industria aseguradora” de la historia.

El gremio calcula que la industria deberá desembolsar por esta contingencia cerca de US$2.500 millones, adicionales a los US$5.000 millones que se paga al año en siniestros.

Pese a los montos involucrados, Uriarte recalcó que las compañías de seguros en nuestro país están preparadas para enfrentar y dar cobertura a sus asegurados.

“Llamamos a los asegurados a comunicarse con las empresas con quienes contrataron el seguro o directamente con sus compañías para agilizar los procesos de pago de siniestros”, dijo el directivo.

Uriarte agregó: “en cuanto a la información que disponemos, estamos en una etapa preliminar. Desconocemos el número total de asegurados fallecidos y de bienes afectados. Lo que sí podemos asegurar es que en estos momentos las compañías tienen activados sus planes de emergencia, con el fin de agilizar el pago de los siniestros”.

Agregó que cerca del 30% del parque automotriz de Chile, y el 20% de las viviendas, está asegurado.