Santiago. El gobierno de Chile no declarará estado de sitio en las áreas más afectadas por los saqueos, pillaje, incendios premeditados y vandalismo luego de uno de los mayores terremotos de los que se tiene registro, declaró este lunes a radio Cooperativa el subsecretario del Interior, Patricio Rosende.

Negando persistentes rumores de que el gobierno otorgaría a los militares mayor control de las áreas, tales como la ciudad de Concepción, la segunda más grande de Chile y la que ha sido más afectada por los saqueos, Rosende dijo que descartaba declarar estado de sitio.

El funcionario sostuvo que el gobierno tendrá un actuar proporcionado, reiterando el llamado a que la ciudadanía mantenga la calma.

En las primeras horas del día, la presidenta Michelle Bachelet dijo que aumentaría las patrullas de militares en las asoladas regiones del Maule y Bío Bío, enviando 7.000 efectivos adicionales para mantener el orden.

Rosende manifestó que esperan que la presencia de militares en las calles contribuirá a que la gente retorne a sus hogares.

Agregó que espera que mejorará la distribución de ayuda básica tal como alimento y agua, indicando que estos esfuerzos han sido gravemente afectados por el saqueo.

Declaró que ha habido muchos rumores, pero que no hay una conducta de pandilleros generalizada, en que las personas estén atacando los hogares de otra gente. De todos modos, calificó de "compleja" la situación en Concepción y señaló que el saqueo visto el lunes era simplemente increíble.