Santiago. El terremoto que el pasado sábado asoló el centro y sur de Chile no tiene por qué frenar la capacidad de este país para superar la crisis económica, señaló la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

"Este es un país que ha sabido salir adelante de muchos otros desastres naturales, tuvieron un terremoto muy fuerte en 1960 (en Valdivia) y otro enorme también en 1985 (en Valparaíso)", explicó la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena.

Según la responsable de este organismo de Naciones Unidas, Chile tiene capacidad para superar la situación, por lo que la proyectada salida de la crisis económica, que le supuso al país suramericano una contracción de alrededor del 1,8% el año pasado, "no necesariamente" tiene que darse por perdida.

En declaraciones a EFE, Bárcena desestimó los primeros cálculos hechos por algunas consultoras sobre los daños materiales ocasionados por el terremoto del sábado, que ocasionó la muerte de al menos 802 personas, según el último balance provisional.

Una estimación hecha poco después de la tragedia por la consultora estadounidense Eqecat cifró entre US$15.000 y US$30.000 millones los perjuicios económicos causados por el temblor.

"Dar esas cifras es inadecuado, nos parece hasta un poco irresponsable, porque para hacer una evaluación específica de los daños económicos hay que efectuar visitas a terreno y evaluar la infraestructura", explicó Bárcena.

Para ello, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe creará un equipo encargado de realizar una valoración económica y social de esta tragedia que ha afectado al 80% de la población chilena, según cifras oficiales.

"Pero en este momento, la prioridad es salvar vidas", puntualizó la responsable del organismo, quien subrayó que desde el momento de la tragedia, las autoridades chilenas han estado en contacto con la comunidad internacional y las agencias de las Naciones Unidas.