Santiago. Unas 500 personas quedaron heridas por el devastador sismo y tsunamis que azotaron Chile, dijo este martes el gobierno chileno, en la primera vez que revela un número de lesionados.

El ministro de Salud, Alvaro Erazo, explicó que 100 personas se encontraban en estado grave.

El terremoto de este sábado por la madrugada, uno de los más poderosos en los últimos 100 años y que fue seguido por tsunamis, dejó al menos 723 muertos, la mayoría en la zona del centro y sur del país.