Santiago. El gobierno chileno anunció que decidirá este lunes el tipo de ayuda internacional que requerirá para enfrentar el violento terremoto que el sábado afectó a la zona centro-sur del país, según anunció la presidenta Michelle Bachelet.

La mandataria indicó que el país cuenta con capacidades propias para enfrentar esta emergencia en varias áreas, pero que dada la magnitud de la catástrofe "hay áreas en las que necesitamos ayuda".

De todos modos, adelantó que lo más probable es que se requiera asistencia internacional para hospitales de campaña, luego de algunos quedaran inutilizables, y la instalación de puentes mecanos, que  permitan garantizar la conectividad del país.

También dijo que seguramente el país necesite sistemas de telecomunicaciones, equipos electrógenos y purificadores de agua, así como contar con equipos de rescatistas para buscar a personas que se encuentran desaparecidas bajo los escombros.

Este domingo, la Comisión Europea (CE) anunció que el bloque está en disposición de destinar 3 millones de euros para ayudar a hacer frente a las necesidades más urgentes y a "hacer todo lo que sea necesario para ayudar a las autoridades chilenas en este difícil trance".

En tanto, el presidente de la Asamblea General de la ONU, el libio Ali Treki, hizo un llamado a la comunidad internacional a desplegar "todos los esfuerzos posibles para asistir con urgencia a Chile después de la catástrofe".