Santiago. “La alarma de tsunami debió ser clara y precisa", afirmó el experto en tsunami y actual director del Centro Oceánico Antártico de la Universidad Andrés Bello, Alfonso Campusano, quien criticó el actuar del Servicio Hidrográfico y Oceánico de Chile (SHOA) tras el terremoto.

A su juicio la situación del sábado tras el sismo era un caso "obvio" que requería de una recomendación "taxativa", informó Cooperativa.

Campusano –quien se encontraba en el Archipiélago de Juan Fernández al producirse el maremoto-  consideró que "con una alerta oportuna no habría un solo muerto en la isla".

Campusano enfatizó que nunca hubo una alerta de tsunami.

“Cualquier persona realmente informada, que conoce el tema, sabe que este tipo de sismo genera tsunami. Por lo tanto, el Shoa debió haber entregado alerta de tsumani a más tardar 10 minutos después de haber ocurrido esto”, puntualizó.

Para Campusano “faltó valentía moral para decir que hay que evacuar", dijo La Tercera.

En cuanto a las tareas de las distintas instituciones, explicó que “la Onemi no sabe de sismos, no sabe de tsunami. No es su tema. La Onemi se encarga de movilizar los medios para evitar las contingencias".