Santiago. La Organización de Naciones Unidas (ONU) informó que apresurará la entrega de ayuda a Chile, después que el gobierno de Michelle Bachalet pidió oficialmente este lunes asistencia internacional para enfrentar la devastación dejada por el terremoto de 8,8 magnitud Richter.

La portavoz de la ONU para asistencia humanitaria, Elisabeth Byrs, dijo que el organismo mundial está “listo para tomar acción”.

Antes de que el ejecutivo chileno pidiera oficialmente ayuda, grupos internacionales de asistencia humanitaria informaron que están enviando fondos y expertos al país sudamericano.

Aclararon que las tareas que enfrentarán son muy distintas que las aplicadas en Haití, pues en Chile las tareas las conduce el gobierno, dijo La Segunda.

La Cruz Roja señaló que ya hay voluntarios en las zonas afectadas y que está solicitando donaciones de dinero dentro de Chile para ayudar a los más de dos millones de afectados.

Además, de sus propios fondos, liberó US$280 mil para las actividades en Chile y enviará a expertos en asistencia para ayudar en la recuperación.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS), antes de la solicitud oficial chilena, dijo que esperaba que la presidenta chilena Michelle Bachelet señale dónde deberían ir los grupos extranjeros de ayuda.

La OMS calcula 500.000 viviendas dañadas y los que corren más riesgos son los residentes indígenas.

Mientras, el gobierno argentino anunció que enviará tres hospitales de campaña a Chile.

El embajador en Santiago de Chile, Ginés González García, indicó que "la parte sanitaria está muy complicada, porque hay diez hospitales que quedaron destruidos. Les hemos ofrecidos vacunas, plantas purificadoras de agua y grupos electrógenos".

También ofrecieron psicólogos.

En tanto, por instrucción presidencial, Bolivia hará un primer envío de 60 toneladas de agua para los damnificados.

El portavoz oficial Iván Canelas, dijo que un avión militar llevará los envases de agua, pues "compartiremos lo poco que tenemos, tal como ocurrió con Haití y Perú".