Londres. Los precios del cobre caían el martes a medida que las minas de Chile reanudaban las operaciones después del sismo, y el mercado volvía a centrarse en la debilidad del crecimiento de la demanda este año.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) subió a US$7.600 la tonelada este lunes, récord desde el 20 de enero, después de que un terremoto suspendió casi un cuarto de la producción chilena. Chile es el mayor productor mundial de cobre.

El martes, el cobre para entrega en tres meses se negociaba a US$7.306 la tonelada, comparado con US$7.400 al cierre de este lunes.

"Ayer hubo una reacción inmediata (del mercado del cobre), algunas personas están tomando ganancias (el martes)", dijo un operador con sede en Londres. "Ellos (los inversores) están pensándolo dos veces, y están preocupándose por la demanda en el mundo desarrollado".

Pese a los fuertes daños que sufrió la infraestructura de Chile cerca del epicentro, no se reportaron daños serios en las minas de cobre alrededor de la capital, aunque varias cerraron temporalmente por cortes de energía.

Los mayores depósitos, a unos 1.000 kilómetros al norte, no fueron afectados.

El año pasado, los precios del cobre fueron respaldados por las compras del Gobierno y los consumidores de China, pero esa demanda sería limitada este año.

La reducción de la demanda asiática debería ser contrarrestada este año por una mejora en las economías desarrolladas como Estados Unidos, Japón y Alemania.

Sin embargo, las especulaciones sobre una recaída en la recesión en el segundo semestre del 2010 están creciendo y muchos gerentes de fondos y operadores han vendido los metales industriales como el cobre.