Santiago. Hay polémica en Chile entre la estatal Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) y la Armada por el retraso producido en la detección del tsunami que se registró en las zonas costeras de las costas ubicadas entre la región de O’Higgins y del Bío Bío y la isla Juan Fernández.

La directora de la Onemi, Carmen Fernández, afirmó que la institución castrense reconoció "fallas en algunos instrumentos".

Por su parte, el comandante de la Armada, Juan Pablo Willumsen, dijo que el organismo de emergencia no reaccionó a sus reportes de fuertes marejadas, indicó La Segunda.

Fernández en Radio Cooperativa sostuvo que “la Armada, lo que nos ha señalado, es que tuvo fallas en algunos instrumentos".

A lo que Willumsen respondió que "nuestra tarea es entregar la información, no difundirla".

Explicó que “nosotros tenemos instaladas unas boyas, que nos van dando la información, pero efectivamente en algún minuto, y eso tenemos que ver justamente con la Onemi, donde probablemente puede haberse retardado la información, porque la información estaba".

A su vez Fernández señaló que "cuando nosotros preguntamos de un variación que se nos estaba informando localmente en (la Isla) Juan Fernández, en la altura de la marea, se nos habló de no más allá de 18 centímetros y estábamos hablando de metros. La realidad se estaba dando en metros".

"La primera información que recibimos es que no había tsunami (...) Si nosotros hubiésemos tenido mejor información, tal vez podríamos haber informado antes", concluyó.