Manila. Filipinas ordenó este domingo una evacuación preventiva en 19 provincias a lo largo de su costa oriental, luego de elevar al nivel 2 una alerta de tsunami emitida tras un masivo terremoto en Chile.

"A las 7.00 horas de hoy, elevamos la alerta de tsunami a nivel dos y a la gente se le aconsejó permanecer lejos de las playas y que reportara grandes olas inusuales en sus zonas", dijo a Reuters Renato Solidum, director del Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas.

"Sólo hay una evacuación limitada en algunas áreas donde las comunidades están cerca del agua", manifestó, agregando que funcionarios locales tienen la autoridad para obligar a los residentes a moverse a zonas más seguras.

El Centro de Advertencias de Tsunamis del Pacífico, con sede en Hawai, levantó previamente sus advertencias para varios países en el cinturón del Pacífico, dejándolas en efecto sólo para Rusia y Japón, aunque las autoridades de Filipinas estaban aún preocupadas por el riesgo de grandes olas causadas por el sismo del sábado de magnitud 8,8 en Chile.

"Estaremos pendientes hasta la tarde. Pero esperamos olas de sólo un metro de alto en las costas del este", dijo Solidum.

En la localidad de Malita, en la isla sureña de Mindanao, alrededor de 100 residentes empezaron a evacuar el sector, mientras que otras dos localidades costeras estaban siendo observadas de cerca debido al fuerte oleaje.

Un funcionario de desastres local, Roderick Milana, dijo que la alerta de nivel 2 se mantendría en efecto hasta mediados de la tarde y que se había advertido a pescadores que eviten salir al mar y que lleven a sus botes a lugares seguros.

En 1960, un terremoto de magnitud 9,5 en Chile generó un tsunami que alcanzó Filipinas dentro de 24 horas, pero no causó graves daños o muertos, indicó Solidum.