Honolulu. El estado norteamericano de Hawai eludió este sábado serios daños cuando un tsunami causado por un poderoso terremoto en Chile apenas tocó sus costas, aunque las autoridades advirtieron a los residentes que permanecieran alejados de litorales porque el océano podría seguir inestable por varias horas más.

El Centro de Advertencias de Tsunamis del Pacífico levantó su advertencia para el estado, pero agregó que las zonas costeras aún podrían experimentar cambios en los niveles marítimos o fuertes corrientes por varias horas más.

Mientras el tsunami se dirigía a las costas de Hawai temprano en el día, las sirenas del estado comenzaron a sonar para iniciar la evacuación de los residentes cerca del litoral. El Centro de Advertencias había señalado previamente que el tsunami podría provocar olas de hasta 2,4 metros.

Funcionarios de defensa civil enviaron a bomberos con equipos hacia los vecindarios que rodean la costa de Hawai, y usaron altavoces para instar a los residentes a evacuar.

Las estaciones de gasolina en Honolulu estaban atestadas en algunos lugares con filas de vehículos de hasta 400 metros, mientras los residentes esperaban para llenar sus tanques antes de evacuar.

Cuando el tsunami alcanzó Hawai, el agua del mar cambió de color y se retiró en Hilo y Honolulu. Sin embargo, las olas iniciales de casi un metro de alto no eran una amenaza. En el archipiélago, los surfistas habitualmente montan olas de hasta 6,5 metros de alto.

Antes de que la advertencia fuera levantada, el administrador de Defensa Civil Quince Mento dijo que había mucha actividad en el océano, pero que no se había producido ninguna destrucción significativa.

El centro había emitido una advertencia de tsunami que incluía a Hawai y se extendía por el océano desde Sudamérica hasta las costas del Pacífico.

La advertencia se dio luego de un fuerte terremoto en Chile de una magnitud 8,8 que causó la muerte de al menos 300 personas y generó enormes olas sobre la costa del país propenso a sufrir sismos.

La última vez que un tsunami destructivo afectó Hawai fue en 1960, cuando buena parte de la ciudad de Hilo fue destruida tras un terremoto de magnitud 9,5 en Chile.

Desde entonces, los tsunamis no han sido muy frecuentes en la isla. La última vez que funcionarios de Defensa Civil ordenaron evacuaciones fue en 1994.

El Centro de Advertencias de Tsunamis de Alaska y la Costa Occidental en Estados Unidos dijo que había una alerta de maremoto para zonas costeras de California, Oregon, Washington, la Columbia Británica y Alaska, desde la frontera de México y California hasta Attu, en Alaska.