Nueva York. Pocos días después de que uno de los terremotos más severos de la historia sacudiera gran parte del territorio de Chile, JPMorgan Research elevó sus proyecciones de crecimiento para el país.

Reflejo de la visión de muchos analistas soberanos, JPMorgan señaló que los esfuerzos de reconstrucción del país tendrán finalmente un efecto positivo en el producto interno bruto y elevará los precios al consumidor.

La entidad proyecta además que el banco central de Chile permitirá que las tasas de interés se mantengan cerca de sus mínimos históricos durante un mayor tiempo para ayudar al país a financiar las iniciativas de reconstrucción.

"La actividad económica se desplomará y la inflación [el Índice de Precios al Consumidor] se paralizará inmediatamente debido a que la energía, el transporte, las comunicaciones y la actividad portuaria están interrumpidos", dijo el analista de JPMorgan Vladimir Werning.

"Pero como normalmente ocurre con los desastres naturales que tienen un gran impacto en el mercado bursátil, los esfuerzos de reconstrucción aumentarán significativamente la actividad en los trimestres posteriores", añadió.

JPMorgan elevó su proyección del producto interno bruto de Chile para 2010 de 5,0% a 5,5%.

En tanto, la proyección de la inflación se aumentó de 2,9% a 4,5%.  Según la entidad, esa cifra podría subir incluso más, dada la volatilidad de los precios de los alimentos y la energía en Chile. Sin embargo, agrega que el gobierno pospondría las alzas de las tasas y contrarrestaría las presiones.

Para ayudar al financiamiento, JPMorgan indica también que el banco central podría restablecer un instrumento financiero de liquidez a corto plazo e imprimir más dinero. JPMorgan estima que el banco central de Chile no comenzará a ajustar su política monetaria hasta el cuarto trimestre, frente a la estimación anterior de julio.