Santiago. Las máximas autoridades financieras de Chile afirmaron este lunes que los mercados del país operan con normalidad, luego del fuerte terremoto que afectó a la nación el fin de semana y provocó importantes daños y dejó al menos 700 víctimas fatales.

El presidente del banco central, José de Gregorio, dijo en una conferencia de prensa que las variaciones en los mercados se encuentran dentro de los rangos normales.

Hace unos momentos, las acciones bajaban 1,8% mientras que el peso se debilitó a 524,90 por dólar frente a los 524,60 pesos por dólar del viernes.

De Gregorio dijo que se han registrado algunos problemas en áreas que se vieron afectadas por cortes eléctricos. Agregó que el dinero está circulando de manera normal en el país.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, dijo que el gobierno está trabajando con el sistema bancario para asegurar que abran las sucursales.

El ministro reiteró que el gobierno aún no cuenta con una estimación del impacto que tendrá el terremoto en el crecimiento económico.

En tanto, De Gregorio dijo que el banco central pretende mantener una política monetaria expansiva.

Expertos estimaban que la economía chilena repuntaría con fuerza luego de una recesión en 2009, principalmente como resultado de la crisis financiera y económica mundial.

La última estimación del Gobierno apuntaba a un crecimiento del producto interno bruto de entre 4,5% y 5,5% para 2010, luego de contraerse cerca de 1,9% el año pasado.

Velasco señaló que el Servicio de Impuestos Internos extenderá su plazo para que los chilenos realicen sus pagos.