Un nuevo sismo de magnitud 6,3 en la escala de Richter sorprendió esta tarde al norte grande de Chile, provocando alarma en ciudades como Calama, cercana a la mina de cobra de Chuquicamata.

El temblor, que en algunas zonas tuvo una intensidad cercana a 5 grados en la escala de Mercalli, tuvo su epicentro en la Región de Antofagasta, a 65 kilómetros de Calama y a 105,1 kilómetros de profundidad.

La directora de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Carmen Fernández, aclaró taxativa que este movimiento telúrico no tiene ninguna relación con el terremoto de 8,8 grados que sacudió el pasado sábado 27de febrero a la centro-sur del país.

Fernández añadió que es natural que se produzca alarma luego del terremoto y tsunami que afectó a Chile, aunque por suerte hasta ahora "no hay daños".

"Seguiremos monitoreando cada localidad de esta zona, que ha sido afectada por este sismo que, insisto, no fue réplica del terremoto", finalizó la directora de la Onemi.

En Calama, la intensidad en la escala de Mercalli fue de 5 grados; 4 en San Pedro de Atacama, Pozo Almonte y Pica; 3 en Antofagasta, Mejillones, Iquique, Alto Hospicio y Huara, y 2 en Camiña y Tierra Amarilla.