Wellington. Las primeras olas de un tsunami, causado por el potente terremoto que sacudió a Chile, llegaron a Nueva Zelanda este domingo, dijeron autoridades, aunque no hubo informes de heridos o daños.

Cientos de residentes en la costa este del país fueron evacuados a lugares altos y los barcos se fueron mar adentro, debido a que las autoridades advirtieron que los aumentos repentinos del tsunami se podrían sentir durante la mayor parte del día.

Chile fue golpeado el sábado por un terremoto de magnitud 8,8 que mató a centenares de personas, derribó edificios y provocó un tsunami que amenaza las costas del océano Pacífico.

Las primeras oleadas se registraron en las remotas Islas Chatham, unos 800 kilómetros al este de Nueva Zelanda, con marejadas que alcanzaron hasta 1,5 metros, dijo el Ministerio de Defensa Civil.

Un residente en una de las islas menores dijo que las olas continuaban y que cada vez eran más grandes.

En la localidad turística de Tutukaka, unos 200 kilómetros al norte de la principal ciudad de Auckland, los marcadores de la navegación en el puerto de entrada de la ciudad fueron sacudidos violentamente por las olas.

"Estos son los primeros (efectos) en llegar y olas más grandes pueden seguir en las próximas seis a 12 horas", informó el ministerio en un comunicado.