Santiago. Barcos en medio de locales comerciales y contenedores de puerto en las calles centrales de la ciudad, fue el desolador cuadro que dejó el tsunami que afectó al puerto de Talcahuano, ubicado en la costa de Concepción, en la zona centro sur de Chile.

El alcalde de la comuna, Gastón Saavedra, describió la dramática situación: “El centro está en ruinas y el puerto hecho pedazos”.

Es que tras el terremoto de 8,8 de magnitud Richter, olas de hasta 5 metros desplazaron las naves, dejándolas en el centro del puerto.

Productos del fenómeno quedaron casas destruidas por el agua, construcciones tuvieron fallas estructurales, incluso el edificio del gobierno comunal tiene riesgo de derrumbe.

La Tercera informó que diques y buques se soltaron y esparcieron por la zona costera.

La situación también afectó al monitor Huáscar, que normalmente está enfilado de norte a sur y quedó mirando hacia el oeste.

Cerca de Talcahuano, 80% del balneario de Dichato quedó destruido. La información fue entregada por el subsecretario del Interior, Patricio Rosende, y más tarde por el alcalde Eduardo Aguilera, quienes señalaron que “el 80% del pueblo desapareció, el mar subió mil metros al interior del pueblo y donde había viviendas, ahora hay embarcaciones".

Después del terremoto y aterrorizados por la salida del mar, los vecinos subieron a las partes altas del lugar.

La municipalidad de Tomé pidió al gobierno maquinaria para remover escombros y buscar desaparecidos.

Un vecino describió: "Coliumo está destruido, todo se lo llevó el mar, está todo tirado, todo inservible. Recogimos ropas, víveres y subimos el cerro.

En tanto, en Cobquecura los daños fueron graves, según el gobernador de Ñuble, Ignacio Marín.

Al sur, en Tirúa, provincia de Arauco, la planta de tratamiento de aguas servidas y el alcantarillado colapsó, mientras que el municipio desapareció, el cuartel de Carabineros se derrumbó y todo el pavimento está destruido. La ruta hacia la comuna sufrió quiebres y derrumbes de puentes.