Valparaíso. Las fuertes réplicas que sacudieron la zona central de Chile cerca del mediodía del jueves provocaron "daños significativos" en el área de Rancagua al sur de la capital chilena, dijo el nuevo presidente, Sebastián Piñera.

"Los daños ocurridos en Rancagua son daños significativos. En este instante se están desplazando nuestros equipos de emergencia (...) y vamos a tener una evaluación más precisa de los daños probablemente en el transcurso de esta tarde", aseguró el mandatario.

Chile fue sacudido este jueves por fuertes réplicas del potente terremoto del 27 de febrero, la mayor con una magnitud 6,9, que provocaron alarma en la población y obligaron a decretar una alerta preventiva de tsunami en una amplia zona costera.

"Este gobierno no va a esperar un segundo" para tomar las medidas necesarias, aseguró el mandatario, quien en las próximas horas se trasladará hasta Rancagua en compañía de sus ministros para constatar en terreno los daños generados por el fuerte movimiento de este jueves.

En la oportunidad, Piñera también decretó estado de catástrofe en toda la Región del Libertador Bernardo O’Higgins, que se suma a las del Maule y del Bío Bío, las más golpeadas por el terremoto de febrero. “Vamos a desplazar las Fuerzas Armadas que sean necesarias”, afirmó.